La Diputación de Valladolid destinará 3,6 millones a dos líneas de crédito a los ayuntamientos para sus inversiones

VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS) La Comisión de Hacienda y Personal de la Diputación de Valladolid dictaminó hoy favorablemente las Líneas de Crédito de la Caja de Crédito Municipal y las Condiciones de los anticipos para el ejercicio 2009, que asciende a 3.622.159,7 euros y se destinan a la financiación de obras municipales. Estas ayudas, según informaron a Europa Press fuentes de la institución provincial, persiguen colaborar con los municipios vallisoletanos en hacer "menos gravosa" la financiación de sus inversiones y servicios ya que la Diputación modifica las condiciones de la Caja de Crédito con un uno por ciento de interés y hasta 12 años de amortización. El dictamen favorable de la Comisión de Hacienda y Personal se refiere a dos líneas de crédito: la de mayor cuantía, dotada con 3,4 millones, es la Línea de Crédito destinada a financiar la aportación municipal a las inversiones incluidas en los Planes Provinciales de Obras y Servicios aprobados por la Diputación para 2009. Con cargo a la misma línea de crédito, los ayuntamientos podrán solicitar también anticipos para la ejecución de obras durante 2009 en caminos rurales y su posterior integración en la Red Provincial de Carreteras que se financiarán entre la Diputación y los Ayuntamientos. Las características de esta línea de crédito establecen que el importe máximo de los anticipos que se concedan es de hasta el 55 por ciento de la aportación de la entidad local al Plan y el plazo de amortización será de 13 años (incluido el primero de carencia), y los gastos financieros se establecen en el uno por ciento anual sobre el importe anticipo consolidado. La segunda línea de crédito, dotada con 205.685,67 euros, se destina a inversiones municipales en obras financiadas por los ayuntamientos en colaboración con la Diputación excepto la línea de subvención para obras urgentes y/o de escasa cuantía. Las características de esta línea de crédito establecen un importe máximo de los anticipos de hasta el 55 por ciento de la aportación municipal a la inversión, un plazo de amortización máximo de 13 años con uno de carencia y un uno por ciento anual sobre el importe del anticipo consolidado en concepto de gastos financieros. El dictamen de la Comisión de Hacienda y Personal alcanza también a una tercera línea de crédito que se va a mantener durante 2009 en las mismas condiciones aprobadas en febrero de 2005 y que está destinada a atender necesidades transitorias de tesorería de los municipios que lleven a cabo la ejecución subsidiaria de las resoluciones que dicten. El importe máximo de esta línea asciende a 100.000 euros. "Estas líneas de crédito ya están en consonancia con lo aprobado por la Diputación de Valladolid, que ha modificado las condiciones generales de los anticipos reintegrables de la Caja de Crédito Municipal, encargada desde el año 1992 de facilitar préstamos a los Ayuntamientos para, entre otros fines, financiar sus aportaciones a las inversiones de los Planes Provinciales de Obras y Servicios, a través de diferentes líneas de crédito", destacaron las mismas fuentes. Hasta la finales de 2008, todas las líneas de crédito aprobadas anualmente por el Pleno de la Diputación han fijado un período de amortización de siete años y un periodo previo de un año de carencia en el que sólo se abonan los gastos pero la modificación llevada a cabo por el Pleno de diciembre del pasado año afecta a las condiciones generales de los anticipos reintegrables de la Caja de Crédito Municipal para hacer "menos gravosa" la amortización de estos préstamos, que afectan "tanto a los anticipos ya concedidos como a los que vayan a concederse en el futuro". La propuesta aprobada incluye, por un lado, la modificación de las condiciones de los anticipos reintegrables ya que los que se concedan a partir de este año tendrán un período de amortización de 12 años y mantendrán además el año de carencia. Además, en el caso de estos últimos se fijarán 12 cuotas de amortización del capital vivo pendiente a 1 de enero de 2009, calculadas todas a un interés del uno por ciento, aunque para estos anticipos no existirá período de carencia.