La Diputación pondrá en marcha un servicio de asesoramiento para jóvenes con problemas con sus hipotecas

MÁLAGA, 18 (EUROPA PRESS)

Un servicio de asesoramiento para personas menores de 35 años con problemas con sus hipotecas y la constitución de una asociación para la defensa de los derechos de los jóvenes hipotecados de la provincia de Málaga fueron las dos propuestas que surgieron de la reunión que la diputada de Juventud, Deportes y Formación, Encarnación Páez, mantuvo esta mañana con jóvenes, representantes del tejido asociativo juvenil y técnicos y concejales de Juventud de la provincia.

La reunión, a la que asistió un centenar de personas, la mayoría jóvenes afectados por el problema de no poder hacer frente a sus hipotecas, se convocó después de conocerse los resultados de un estudio encargado por el Área de Juventud de la Diputación acerca de la situación de los jóvenes hipotecados en la provincia, según informaron desde el ente supramunicipal en un comunicado.

Dicho informe puso de manifiesto datos como que el 10 por ciento de los suscriptores de hipotecas menores de 35 años (7.553) considera muy probable no poder hacer frente al pago de las cuotas en los próximos meses, lo que significa que están en riesgo de perder la casa.

En la reunión se presentaron y debatieron los datos más relevantes de este estudio, al igual que la iniciativa aprobada en el pleno de la Diputación el pasado martes 14, por el que la institución supramunicipal se comprometía a instar al Gobierno Central a poner en marcha un plan de rescate para las hipotecas de autónomos, pequeñas empresas y desempleados.

Así, desde Diputación informaron que este último problema fue destacado por los jóvenes asistentes como el más acuciante, dado que la merma o la falta total de ingresos es el principal problema para quienes tienen que hacer frente al pago mensual de las cuotas de la compra de su vivienda, según explicaron.

Según el estudio del Área de Juventud, en 1.900 hogares jóvenes de la provincia todos los miembros activos están desempleados y hay otros 6.287 hogares donde sólo un miembro de la pareja es laboralmente activo, lo que implica mayor vulnerabilidad en caso de pérdida de empleo.

"Estos datos son lo suficientemente alarmantes como para que consideremos necesario que el Gobierno articule un plan de rescate de las hipotecas, igual que se ha articulado uno para el rescate de la banca", explicó la diputada de Juventud, Encarnación Páez, quien se mostró "muy satisfecha" del resultado de la reunión.

Aseguró que "lo más positivo es que los jóvenes están dispuestos a unirse y movilizarse para pedir soluciones a este problema, y esa unión va a permitir que sus demandas alcancen un mayor eco". Páez se comprometió con los asistentes a poner en marcha durante la próxima semana ese servicio de asesoramiento para jóvenes hipotecados, con el que se podrán poner en contacto por teléfono los jóvenes.

Una vez expuesto su problema, se les dará una cita para recibir asesoramiento o, en caso de que lo requieran, se les acompañará a su entidad bancaria para abordar su caso concreto, según precisaron. A fin de avanzar en la constitución de la asociación en defensa de jóvenes hipotecados, los asistentes propusieron una nueva reunión en la Diputación para el día 30 de mayo.