Los activos tóxicos de los bancos alemanes podrían explotar "como una granada", según el BaFin

El agujero financiero podría alcanzar los 816.000 millones de euros, cifra que duplica a las reservas globales de la banca alemana

LONDRES, 26 (EUROPA PRESS)

Los activos tóxicos de los bancos alemanes podrían explotar "como una granada" a menos que tomen ventaja del proyecto del Gobierno del 'banco malo' para prepararse ante la siguiente fase de la crisis, según explicó hoy el presidente del regulador de los mercados financieros del país, BaFin, Jochen Sanio.

Sanio detalló al diario británico "The daily Telegraph" que el peligro se encuentra en una serie de recortes "brutales" de la calificación de los valores hipotecarios por parte de las agencias de calificación, que podría causar un nuevo agujero en las de por sí agotadas reservas de los bancos creando un mayor nivel de estrés en el sistema crediticio.

"Tenemos que hacer a los bancos inmunes a los cambios en los rátings' explicó el responsable, quien aseguro que el mercado "matará" a aquellos bancos que intenten capear el temporal solos sin ayuda estatal, recordando que las entidades germanas cuentan con un total de 200.000 millones de euros de activos tóxicos en sus balances.

"Estamos bastante seguros de que en el plazo de un mes o dos nuestros bancos recibirán el impacto total de la peor recesión registrada en sus carteras crediticias", advirtió Sanio.

El rotativo británico menciona un documento interno del regulador según el cual el agujero podría alcanzar los 816.000 millones de euros, una cifra que duplica las reservas globales de las instituciones financieras del país.

Esta cifra incluye una gama más amplia de activos problemáticos. Hypo Real encabeza esta clasificación con 268.000 millones en riesgos crediticios, seguida de HSH Nordbank, con 105.000 millones de euros, y Commerzbank, con 101.000 millones.

El Fondo Monetario Internacional ha pedido un 'test de estrés' para las entidades bancarias europeas en la línea de los realizados por parte del Gobierno estadounidense sobre sus bancos.