Páez (IU) pide a Gobierno que libere dinero con un plan de rescate para ayudar a jóvenes a pagar su hipoteca

En Málaga hay un total de 7.500 hogares hipotecados, formados por jóvenes que están en riesgo de perder su vivienda

MÁLAGA, 3 (EUROPA PRESS)

La diputada provincial de Juventud, Deportes y Formación en Málaga, Encarnación Páez (IU), pidió hoy al Gobierno central que libere dinero, a través de un plan de rescate, para que los jóvenes que se encuentran en riesgo de perder su vivienda puedan pagar la hipoteca. Una cifra que en la provincia de Málaga, asciende a 7.500, según manifestó Páez en la presentación en la capital malagueña del 'Informe sobre la situación de los jóvenes hipotecados en la provincia de Málaga'.

"No es de recibo que el Gobierno haya puesto sobre la mesa 150.000 millones de euros destinados a los bancos españoles para garantizar liquidez y que, sin embargo, ese dinero no haya llegado a los desempleados, a los hipotecados, a los autónomos, ni a las pymes", apostilló en rueda de prensa.

Así, Páez señaló la necesidad de que el Gobierno negocie con las cajas de ahorro --cuyo consejo de administración está compuesto por personalidades políticas-- medidas para salvar esta situación, ya que "la moratoria de la hipoteca sólo supone una dilación del problema", agregó.

La diputada subrayó que el plan debe comprender "tanto estas hipotecas, así como las de aquellos empresarios y emprendedores que en los últimos años han apostado por la diversificación de la economía en Málaga, llevando a cabo proyectos, y que no están en disposición de hacer frente a la misma".

Por ello, anunció una convocatoria, que tendrá lugar el próximo 18 de abril en la sede de la Diputación de Málaga, "con el objetivo de que pidamos al Gobierno una solución".

"No queremos ser alarmistas, sino buscar una solución. Las administraciones tienen que ponerse de acuerdo y el Gobierno debe asumir sus responsabilidades, ya que de lo contrario la situación será mucho más dramática", lamentó.

SITUACIÓN EN MÁLAGA

Por su parte, en la provincia de Málaga hay un total de 7.500 hogares hipotecados, lo que supone un 10 por ciento, compuestos por jóvenes de entre 18 y 34 años que con riesgo de perder su vivienda al no poder hacer frente al pago de la hipoteca.

Existen otros 26.487 hogares con probabilidad de no poder hacer frente a los pagos, algo "preocupante", según Páez, teniendo en cuenta que, desde el momento en que se realizaron las encuestas para la elaboración del estudio --a principios de enero--, "las condiciones laborales han empeorado bastante".

"Es una situación muy preocupante, ya que, además de que los jóvenes son los que más están sufriendo el desempleo debido a la crisis, son los que más hipotecas han suscrito en los últimos años", declaró.

DATOS

Por su parte, la responsable del informe y representante del Centro de Estudios Tomillo, Berta Moreno, informó de que, según las estimaciones del Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), en la provincia de Málaga existen alrededor de 77.183 hogares en los que reside, al menos, un joven que ha formalizado un préstamo hipotecario para adquirir una vivienda.

Así, Moreno explicó que no todos los jóvenes que han adquirido una vivienda residen en ella, a la vez que precisó que un 20 por ciento de ellos corresponde a un joven --a veces con hijos a su cargo--, y el 60 por ciento pertenece a una pareja.

Resaltó, además, la existencia de 13.000 jóvenes, que a pesar de haber adquirido una vivienda, residen en el domicilio de los padres, y destacó que el 54 por ciento de los hogares hipotecados han sido avalados por los progenitores. "Con esto se produce un efecto pobreza, ya que es posible que en un futuro tengamos a personas mayores que pierdan renta por haber avalado a sus hijos", añadió.

RESULTADO DE LAS ENCUESTAS

Así, de las encuestas se deduce que de los jóvenes que residen en la vivienda hipotecada, un total de 1.135 --7,2 por ciento-- consideran 'muy probable' no poder hacer frente al pago de la cuota.

Por otra parte, indicó un total de 4.333 hogares formados por parejas, lo que supone un nueve por ciento del total, creen 'muy probable' no poder hacer frente al pago de la cuota, mientras que unos 700 jóvenes que viven en el domicilio de origen --un seis por ciento-- considera 'muy probable' no poder pagar la hipoteca.

Por último, mencionó que casi 1.200 parejas de jóvenes que residen en el domicilio de sus padres --un 46 por ciento-- cree 'muy probable' no poder hacer frente al pago de la hipoteca.