Sota augura para Cantabria una "nueva etapa de esplendor" tras la crisis, mientras el PP ve un futuro "incierto"

Cantabria formará parte de la Fundación de Investigaciones Oncológicas del Instituto de Salud Carlos III

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno cántabro, Juan José Sota, está convencido de la capacidad de Cantabria y sus ciudadanos para salir entre todos de la crisis y hacerlo además como una región "fortalecida" que podrá encarar una "nueva etapa de esplendor". En cambio, la diputada del PP María Antonia Cortabitarte cree que lo que tiene la comunidad por delante es un futuro "incierto" y pide al consejero que empiece a "enderezar" el rumbo, porque "hacen falta nuevas ideas y nuevas políticas".

Así se expresaron ambos en la Comisión de Industria del Parlamento en la que ha sido la primera comparecencia del consejero ante la Cámara, tras su toma de posesión al frente del departamento. En su intervención, Sota repasó los resultados de la gestión realizada hasta ahora en la Consejería y avanzó las prioridades futuras: la principal de ellas, la salida de la crisis. Pero sobre todo puso el énfasis en un "mensaje de esperanza y optimismo".

Y es que, el consejero está convencido de que gracias al esfuerzo de todos saldremos de la crisis "fortalecidos", porque se está sabiendo aprovechar la coyuntura económica actual para "sentar las bases de un crecimiento futuro más sano que el anterior, ligado al conocimiento, la investigación, el desarrollo y la innovación".

"Si todos remamos en la misma dirección afrontaremos mejor esta etapa de dificultades y saldremos de ella más fortalecidos, porque estamos alumbrando las bases de una nueva etapa industrial para nuestra comunidad, lo que nos hará retomar la senda de crecimiento y llevará a Cantabria a cotas de desarrollo y de bienestar equiparables a las de las regiones más avanzadas de Europa", sentenció.

En el desglose de las políticas de su departamento, Sota subrayó los resultados de la política de internacionalización, que ha permitido que Cantabria esté hoy "en el mapa del mundo" y sea una de las comunidades autónomas más dinámicas en sus exportaciones; y puso también el acento en el suelo industrial, que se propone "agilizar". Recordó que hay 10 millones de metros cuadrados ejecutados, en ejecución o en tramitación, con una inversión de 900 millones de euros, y eso sin contar el Parque Científico y Tecnológico.

Repasó además las ayudas al fomento y la actividad industrial convocadas para este año y destacó también la apuesta en el ámbito del transporte, en el Puerto y en el aeropuerto, y en la implantación de la administración electrónica. Junto a ello, incidió en el fomento de la innovación y, en este sentido, anunció que Cantabria ha sido una de las comunidades elegidas para formar parte de la Fundación de Investigaciones Oncológicas del Instituto de Salud carlos III.

Y respecto a los proyectos legislativos en marcha, explicó que ya tienen borradores de la futura regulación sobre el sector eléctrico y la extracción de áridos. En cambio, se va a dejar para más adelante el relativo a la recolocación de industrias porque, a su juicio, "no es el momento más apropiado" para abordarlo.

AÑOS PERDIDOS, DIFÍCILES DE RECUPERAR

Frente al optimismo del consejero, el Partido Popular hizo un balance de la política industrial de los últimos seis años que, en palabras de María Antonia Cortabitarte, es un "fracaso". Según dijo, han sido "seis años perdidos" y "en este momento de crisis profunda es muy difícil, por no decir imposible, recuperarlos".

"Usted se encuentra una industria con un futuro incierto en el horizonte, con el problema de la energía y del suelo sin resolver, con muchos problemas industriales concretos sobre la mesa, de difícil solución algunos de ellos, con 4.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo y con algún problema industrial que ya no es un problema, sino un escándalo, como es GFB", apostilló.

Según dijo, la política industrial ha estado "seis años a la deriva", "desaprovechando el mejor ciclo económico" y con unos consejeros a los que "se les ha ido el tiempo entre viajes y viajes, algunos de ellos clandestinos". Además, les acusó de tratar "permanentemente de tapar la ineficacia y la incapacidad con campañas publicitarias millonarias de suelo industrial que deberían de producir sonrojo".

Y en su opinión, "la bandera de la vergüenza" se la lleva GFB, "un escándalo sin precedentes y un monumento al fracaso y a la irresponsabilidad" del Gobierno, al que se suman otros casos como el de Gebiosa o Haulotte. "Humo y más humo es lo que han vendido en proyectos empresariales y lo que siguen vendiendo en polígonos industriales", sentenció.

INTERNACIONALIZACIÓN Y VIAJES

Las críticas del PP fueron respondidas tanto por el consejero como por parte de los grupos que apoyan al Gobierno. Así, el socialista Martín Berriolope defendió la política de internacionalización como un elemento "determinante y fundamental" para el desarrollo económico en un mundo globalizado. "Si de eso se quiere hacer broma, si se quiere sacar la parte chusca del asunto, allá cada uno con su responsabilidad. Pero la responsabilidad de un gobernante serio es abrir al exterior nuestras empresas y nuestros mercados", argumentó.

Por su parte, el regionalista Rafael Pérez Tezanos también respaldó esa política, que ha sido objeto de continuas críticas de la oposición, sobre todo por los viajes a China. Para el diputado del PRC "el más mínimo indicio de recuperación" en esta crisis se da en el Sureste asiático y, por tanto, "tener un pie o un ojo puesto" en esa zona es "absolutamente vital".

En la misma línea, el consejero recalcó que la globalización es ya un hecho y Cantabria no puede cerrar sus fronteras "intentando volver a un sistema autárquico" y dejó claro que nadie ha ido "en viajes clandestinos", sino en misiones públicas.

Y las personas que van a China "van a trabajar, no de vacaciones", zanjó Sota, quien pidió que se imponga la seriedad y mostró al PP su disposición a informar de lo que pregunten, porque no tienen nada que ocultar. Eso sí, también les pidió a los 'populares' que les dejen "trabajar", porque con sus constantes peticiones de expedientes completos en lugar de solicitudes concretas, les tienen "todo el día haciendo fotocopias".