S&P confirma las calificaciones que otorga a Costa Rica y Panamá

  • Nueva York, 6 mar (EFE).- La agencia Standard & Poor's (S&P) confirmó hoy las calificaciones que confiere a la deuda soberana emitida por Costa Rica y Panamá, con lo que mantuvo en estable su perspectiva sobre ambos países.

Nueva York, 6 mar (EFE).- La agencia Standard & Poor's (S&P) confirmó hoy las calificaciones que confiere a la deuda soberana emitida por Costa Rica y Panamá, con lo que mantuvo en estable su perspectiva sobre ambos países.

En el caso de Costa Rica, la agencia mantuvo en BB/B la calificación sobre la deuda en moneda extranjera y en BB+/B la de divisa local, al igual que hizo con el resto de calificaciones.

"Costa Rica se ha incorporado a la crisis económica desde una posición de creciente flexibilidad monetaria y una reducida carga de deuda", apuntó el analista de S&P Joydeep Mukherji en un comunicado.

Detalló que el Banco Central de ese país ha pasado gradualmente de una política de paridad a otra de tipos de cambio variables, lo que "ofrece someramente una mayor flexibilidad, aunque mantiene ciertos límites en la habilidad de la entidad para aplicar políticas monetarias flexibles".

"La perspectiva de estable atiende a nuestra previsión de que el perfil financiero del Gobierno no se va deteriorar considerablemente pese a una fuerte caída del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) y unas malas condiciones externas en 2009", añadió.

A ese respecto, el analista explicó que aunque es previsible que Costa Rica vuelva a acumular déficit presupuestario tras dos años de superávit, esa circunstancia ya está contemplada en las calificaciones actuales.

Mukherji advirtió de que una "inesperada pérdida de liquidez externa o un pronunciado incremento de la carga de la deuda podría derivar en una bajada de las calificaciones".

Por lo que se refiere a Panamá, S&P mantuvo sus calificaciones de BB+ y B para la deuda a largo y corto plazo, respectivamente, al tiempo que confirmó su previsión de que estas valoraciones tenderán a permanecer estables.

"Las calificaciones reflejan el entorno macroeconómico estable de Panamá, que ha reforzado su flexibilidad fiscal y su fuerte crecimiento económico en los últimos años", apuntó el analista de S&P Roberto Sifon-Arevalo, quien recordó que la economía de ese país creció el 9,2% en 2008 y a un ritmo medio del 8,75% desde 2004.

Sobre este año, y "aunque las obras del Canal de Panamá ya han comenzado, prevemos un crecimiento del PIB del 3,5%, ya que sufrirá el deterioro del panorama económico internacional", apuntó.

Según S&P, ese panorama y la severa restricción del mercado crediticio están constriñendo la actividad del crédito interno, "un elemento clave que ha ayudado a mantener los fuertes niveles de consumo nacional".

La agencia considera que las mejoras en política fiscal acometidas en los últimos tres años se frenaron en 2008, cuando una elevada inflación, una caída del crecimiento económico mundial y gastos relacionados con las elecciones contribuyeron a que se acumulara un déficit del 0,8% del PIB, frente a un superávit del 2,7% en 2007.

"Resulta crítico para las calificaciones que se mantenga una posición financiera casi equilibrada", añadió Sifon-Arevalo, quien pronosticó en el 1,5% del PIB el déficit que acumulará Panamá en 2009.

Advirtió de que, "si el proyecto del Canal merma los resultados fiscales o si el compromiso del Gobierno con la disciplina fiscal se deteriora más de lo previsto, aumentaría la presión para un descenso de las calificaciones".