UCE C-LM critica que los créditos al consumo no reflejen la bajada de los tipos de interés del Banco Central Europeo

TOLEDO, 25 (EUROPA PRESS) La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE advirtió hoy sobre las medidas que están llevando a cabo los bancos para compensar su menor número de operaciones, y alertaron de que las entidades financieras no están trasladando a sus clientes el descenso del precio del dinero en los intereses que les cobran por los créditos, pese a que desde hace meses el Banco Central Europeo (BCE) redujo los tipos de interés al mínimo histórico del 1,5 por ciento y el Euríbor logró bajar del 2%. En nota de prensa la UCE señaló que de hecho, y según los datos más recientes del Banco de España, las entidades financieras cobraban de media en enero un 11,55 % TAE por la concesión de un préstamo al consumo, lo que significa un punto más que un año antes que pedían un 10,55 %, y todo ello con las reiteradas bajadas de los tipos de interés que el BCE ha estado llevando a cabo durante los últimos meses. "Una situación especialmente gravosa en el caso de las cajas de ahorro cuyos créditos al consumo se han incrementado en un 13 % TAE", manifestaron. Por otro lado, las hipotecas han ido bajando paulatinamente y siguen siendo los créditos más baratos, pero los precios que pide la banca por ellos sigue estando muy por encima del precio actual del dinero. Por ello, UCE criticó "duramente estas prácticas, que encuentran su justificación en el temor que tienen los bancos a realizar operaciones que generen posibles riesgos. Un miedo que se traduce en el hecho de que las entidades financieras están llevando a cabo menos operaciones y, por lo tanto, intentan compensar su perdida de negocio incrementando el precio de otras actuaciones". Además, este encarecimiento de los créditos, apuntaron, coincide con una menor demanda de ellos como consecuencia de la crisis económica y con el endurecimiento de las condiciones de concesión por parte de las entidades, que consideran que proyectos que antes eran viables ahora no lo son tanto, y destacaron que, desde el último trimestre del año pasado, la banca española endureció la oferta de créditos a hogares y empresas progresivamente. UCE consideró que "no es correcto que los bancos actúen así cuando el Gobierno les ha concedido ingentes cantidades de dinero, que no están repercutiendo directamente en los ciudadanos para ayudarles a hacer frente a las situaciones de endeudamiento y dificultades de pagos". Además, las entidades financieras han cerrado sus ejercicios anuales con altos beneficios, a pesar de la vulnerabilidad de las economías domésticas. Por eso, insistieron en que es necesario que se adopten medidas para que las reducciones del precio del dinero se plasmen de forma inmediata en los tipos de interés asociados a cualquier préstamo. "Consumidores y usuarios debemos ver reducidos de forma progresiva los importes de las cuotas hipotecarias mensuales para así ganar tranquilidad, confianza y contribuir a reactivar el consumo desde una perspectiva responsable", concluyeron.