China.- China apuesta por una moneda supranacional para compensar el descalabro del dólar

PEKÍN, 24 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) El gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, ha propuesto la creación de una moneda internacional, bajo el control del Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que evidencia la preocupación de Pekín por la desvalorización del dólar, moneda en la que tiene invertidas la mayor parte de sus reservas. Según Zhou, el objetivo sería "crear una reserva internacional desconectada de países particulares y capaz de mantenerse estable a largo plazo, evitando por tanto las deficiencias inherentes causadas por el uso de monedas nacionales", según señala un artículo publicado en la web del Banco Popular de China. Además, Zhou propone como marco para la creación de esta moneda supranacional el "Derecho Especial de Giro", creado por el FMI en 1969 para apoyar el sistema de paridades, cuya importancia como activo de reserva en la actualidad es limitada. Para el gobernador del banco central chino, la crisis actual es la mejor prueba de las deficiencias del sistema monetario mundial, si bien reconoció que la creación de una nueva reserva supone un plan a largo plazo que exige visión de futuro y el valor de los líderes mundiales. A pesar de haberse visto golpeada por la crisis, China sigue contando la mayor reserva de divisas del mundo, cercana a los 2 billones de dólares (1,47 billones de euros). Más de la mitad de este dinero está invertido en bonos del tesoro estadounidenses, así como en otro tipo de fondos valorados en dólares. El primer ministro chino, Wen Jiabao, ya reconoció a principios de mes que el Gobierno estaba preocupado por la seguridad de sus activos en la divisa estadounidense. No obstante, Pekín ha tenido cuidado en extender la alarma y esta semana el Gobierno descartó que vaya a dejar de comprar bonos del tesoro norteamericanos. La propuesta de China muestra, por otro lado, que el país está dispuesto a adoptar un papel más participativo en el panorama económico internacional. La semana pasada, Rusia ya realizó una propuesta similar, como parte de las propuestas de su país para reformar el sistema financiaron en vigor. Los dos países participan, junto con el resto de miembros del G-20, en la cumbre del próximo 2 de abril en Londres, donde se intentarán extraer conclusiones de la actual crisis económica y reformar los sistemas financiero y monetario globales.