El Eurogrupo, CE y el BCE esperan que el acuerdo del G20 ayude a recuperar la confianza

  • Praga, 3 abr (EFE).- Los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo), así como la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE), reafirmaron hoy su convicción de que los resultados de la cumbre de líderes del G20 ayuden a recuperar la confianza, para impulsar así la maltrecha economía mundial.

El Eurogrupo, CE y el BCE esperan que el acuerdo del  G20 ayude a recuperar la confianza

El Eurogrupo, CE y el BCE esperan que el acuerdo del G20 ayude a recuperar la confianza

Praga, 3 abr (EFE).- Los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo), así como la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE), reafirmaron hoy su convicción de que los resultados de la cumbre de líderes del G20 ayuden a recuperar la confianza, para impulsar así la maltrecha economía mundial.

"Se trata de decisiones ambiciosas y de largo alcance", señaló el presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, al término de la reunión, que precede a un encuentro de todos los ministros de Finanzas de la UE, hoy y mañana.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, destacó la importancia de que las economías desarrolladas y emergentes más importantes del mundo hayan consensuado una respuesta para responder a la crisis, pero advirtió de que, para que sean efectivas, las decisiones adoptadas en Londres deben aplicarse con urgencia.

Desde la Comisión Europea, el titular de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, también pidió concreción rápida de las medidas y opinó que la mejora de la legislación financiera contribuirá a impulsar los indicadores de confianza.

En la misma línea, el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pedro Solbes, valoró el "importante avance" logrado en Londres en la coordinación del impulso fiscal y en la reforma del sistema financiero internacional.

A pesar de ello, lo que no pudieron soslayar los máximos responsables de la política económica son las oscuras perspectivas de la economía europea.

"La situación no es buena, hay algunas señales alentadoras, pero no muchas", admitió Juncker, mientras que Trichet advirtió de que 2009 va a ser "un año muy difícil".

Almunia apuntó, entre los factores más preocupantes, la debilidad del comercio internacional y la producción industrial.

Los mandatarios también hicieron hincapié en el deterioro de las finanzas públicas en muchos de los Estados miembros de la UE y reiteraron que habrá que retomar la senda de estabilidad presupuestaria cuando se inicie la recuperación.

"No se puede combatir el déficit con más déficit y la deuda con más deuda", zanjó Juncker.

Hoy está previsto que el Ecofin (ministros de Finanzas de la UE) dé su visto bueno a la propuesta de la Comisión Europea de abrir sendos procedimientos por déficit excesivo a España, Francia, Irlanda y Grecia, así como a los plazos planteados por Bruselas para la corrección de la desviación.

Para España, igual que para Francia, el ejecutivo de la UE plantea que el ajuste empiece el año que viene, cuando la actividad vuelva a repuntar, con objeto de situar el déficit por debajo del 3% del PIB en 2012.