Conthe exige un programa "ambicioso" de reformas económicas y pide al Gobierno "no crear falsas expectativas"

Destaca la pérdida de competitividad de España desde que entró en la Unión Europea

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, pidió hoy un programa "ambicioso" de reformas para crear "una economía de mercado española que "dé muestras de flexibilidad y haga frente al desafío que tiene delante" y pidió al Gobierno "no crear falsas expectativas" ante la salida de la crisis.

En declaraciones a los periodistas antes de pronunciar su conferencia 'La salida de la crisis. Ente el escepticismo y la esperanza', dentro del III Ciclo de Conferencias sobre la Evolución Económica y Empresarial de Andalucía que organiza la Escuela Andaluza de Economía de la CEA, Conthe indicó que dentro de estas reformas se encuentra la reforma del mercado laboral.

Conthe explicó que la creación de un contrato único con un índice gradual de compensación redundaría "en estabilidad en el empleo y el trabajador volvería a ser elemento principal al que hay que dedicarle tiempo".

"No sé muy bien si el Gobierno actúa de mala fe cuando promueve malentendidos", subrayó e hizo hincapié en que "no se debe agitar la idea de que alguien está proponiendo modificar retroactivamente el régimen para los contratos fijos", porque "no lo está pidiendo nadie".

Otro aspecto, según explicó, dentro del mercado laboral sería ganar en flexibilidad en cada empresa para "negociar condiciones salariales y que no todo se someta a pautas de ámbito sectorial". De igual manera, entre las reformas que demandó, el ex presidente de la CNMV pidió una simplificación de la Administración Pública, así como una mejora en la Justicia.

EEUU, EL PRIMERO DEL PELOTÓN

Conthe destacó que Estados Unidos, que fue el país donde primero se manifestó la crisis económica actual, será "el primero en empezar a ver la luz al final del túnel" y "en el segundo semestre de 2009 podría empezar a crecer".

Entre las razones para que EEUU "vaya primero", enumeró la puesta en marcha de estímulos monetarios "muy intensos", ser "más realistas" en acometer los problemas, la caída del precio de la vivienda y la creación de expectativas y confianza.

Mientras que, según aseguró, el resto del pelotón, donde se incluye España, está "muy lejos" y le queda "mucho por recorrer" para poder empezar a salir de la crisis. Razón por la que pidió al Gobierno "no infundir falsas expectativas".

En el caso de España, apuntó que, además de la crisis económica global, cuenta con problemas propios adicionales, lo que hace "engañoso pensar que España es víctima de una crisis americana". Este problema adicional se basa en el exceso de vivienda provocado por el 'boom' inmobiliario que tiene su efecto en la destrucción de empleo y la desconfianza entre las entidades financieras.

A esto, Conthe añadió otro problema que "ahí que acometer ahora", el de la pérdida de competitividad internacional. Según explicó, desde que España entró en la Unión Europea ha ido perdiendo "progresivamente" competitividad.

"El sector de la vivienda hay que sustituirlo, no puede ser el motor económico permanente, pero la búsqueda de nuevos sectores es larga y las autoridades nunca saben cuales son los sectores que al final van a tener demanda", subrayó.

En este sentido, pidió una atención "especial" parar el sector empresarial. "Existe un discurso caduco de poner como problema los derechos, cuando el problema es ver los sectores que tienen futuro para que los emprendedores comiencen a trabajar", apostilló.