La CNMV abrió 13 expedientes sancionadores en 2008, el triple que en 2007

  • Madrid, 26 may (EFE).- La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) inició el año pasado un total de 13 expedientes sancionadores, más del triple que los cuatro que abrió durante el ejercicio de 2007, informó hoy el presidente del supervisor, Julio Segura.

Madrid, 26 may (EFE).- La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) inició el año pasado un total de 13 expedientes sancionadores, más del triple que los cuatro que abrió durante el ejercicio de 2007, informó hoy el presidente del supervisor, Julio Segura.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso para presentar la memoria de la CNMV correspondiente a 2008, explicó que los expedientes incoados contemplaban la comisión de 22 presuntas infracciones, principalmente relacionadas con abuso de mercado.

Además, se incoaron varios procedimientos por vulneración del régimen de comunicación de participaciones significativas y otros por el incorrecto suministro al mercado de información financiera o en procesos de opa.

Segura señaló que el año pasado el supervisor impuso 9 sanciones en siete expedientes, y subrayó que tanto la tipología de las faltas como los medios de inspección de que dispone la CNMV son susceptibles de notables mejoras para aumentar su eficacia.

En espera, "en su caso", de un cambio de modelo de supervisión financiera en la dirección de consolidar un sistema "twin peaks" -compartido entre Banco de España y la CNMV-, el supervisor bursátil prevé presentar al Gobierno en el tercer trimestre una propuesta de reforma legislativa, apuntó.

El pasado ejercicio, la CNMV recibió 875 informes de auditoría sobre cuentas anuales del ejercicio 2007, de los que el 96 por ciento contenía una opinión favorable.

Respecto a las cuentas de 2008, se observa que el entorno económico de mayores dificultades "está generando tensiones en las cuentas de los emisores" porque está bajando el número de auditorías con opinión favorable, advirtió Segura, quien, no obstante, apuntó que aún no disponen de datos "definitivos".

En su informe a la Comisión parlamentaria, Segura destacó que, aunque las competencias de la CNMV en materia de estabilidad "sistémica y solvencia" son muy limitadas, la evolución de la crisis ha demostrado la importancia de la supervisión de mercados y valores.

En este sentido, recordó que los problemas de solvencia tienen su origen en "pautas inadecuadas de conducta" de los agentes participantes en los mercados.

Añadió que sin las deficiencias observadas en aspectos como la información disponible sobre productos o emisores, la resolución de los conflictos de interés o las prácticas de gobierno corporativo, "algunas de las manifestaciones de la crisis no se habrían producido o lo habrían hecho con una intensidad menor".

Advirtió de que la presión financiera que acompaña las crisis puede suponer un "caldo de cultivo" propicio para las infracciones, lo que exige un esfuerzo adicional en el seguimiento de asuntos como el abuso de mercado, la comercialización engañosa, las valoraciones inadecuadas de activos o la insuficiencia de liquidez.

Explicó que en 2008, la actuación de la CNMV estuvo marcada por la profundización de la crisis financiera y giró en torno a la mejora de la transparencia y calidad de la información, el funcionamiento eficaz de los mercados y la protección de los inversores.

Respecto a las medidas restrictivas adoptadas por el supervisor respecto a las ventas en corto, señaló que parece que sus efectos adversos en términos de eficiencia y liquidez del mercado superan su efectividad para contener episodios de inestabilidad excesiva de las cotizaciones.