Bufete Salmerón cifra en 54.000 los afectados andaluces por la situación del Banco Popular


SEVILLA|

Bufete Salmerón considera que el número de afectados en Andalucía por la situación del Banco Popular puede superar los 54.000 afectados a los que "a día de hoy el valor de lo que invirtieron ha quedado reducido a cero euros".

En una nota, el bufete ha apuntado que, tras las noticias de que Banco Popular fuera comprado por un euro por Banco Santander, "miles de inversores y bonistas han puesto todas las alarmas sobre qué pasará con sus inversiones".

Ha explicado que, en cuanto a los compradores de bonos subordinados de Banco Popular, éstos se vendieron a clientes minoristas por importe de más de 450 millones de euros entre los años 2009, 2010 y 2011, cuyos vencimientos serán el 22 de diciembre de 2009, 29 de julio de 2021 y 19 de octubre de 2021, la inversión mínima de estos bonos fue de 1.000 euros por bono y que tras la compra de Banco Popular por parte de Santander han perdido todo su dinero, ya que se transformará en acciones que a día de hoy no valen nada".

El bufete ha explicado que la compra de Banco Popular implica la pérdida de toda la inversión "porque la decisión del FROB de que Banco Santander adquiera Banco Popular conlleva una 'amortización íntegra' de todas las acciones de Banco Popular, así como todos los instrumentos Aditional Tier 1 y Tier 2 emitidos por la entidad, en acciones del banco presidido por Ana Botín, que ha pagado la cuantía simbólica de un euro, ya que el total de esos 450 millones son computables como Tier 2, por lo que ha servido para absorber perdidas siendo su valor prácticamente cero, condenando por ello a los clientes minoristas a perder su dinero".

En cuanto a los bonos convertibles en acciones (Cocos), cuyo valor es por importe de 1.250 millones de euros y cuyas emisiones fueron en 2013 (por valor de 500 millones) y 2015 (por valor de 750 millones), "al igual que la deuda subordinada, se transforman en acciones que no valen nada".

Ha apuntado que "los únicos inversores que salen indemnes en la caída de Banco Popular, son aquellos que adquirieron deuda sénior, así como los que tienen sus depósitos en la entidad y que se encuentren garantizados".

Según fuentes de Bufete Salmerón, el número de afectados en Andalucía "puede superar los 54.000 afectados que ha día de hoy el valor de lo que invirtieron ha quedado reducido a cero euros".

Según el letrado Fernando Salmerón, director del despacho Bufete Salmerón de Sevilla, firma especializada en derecho bancario y que representa a más de 100 familias andaluzas que compraron estos productos financieros, existen mecanismos legales para que puedan recuperar su inversión, "aplicando la misma jurisprudencia que establece el Tribunal Supremo, en su sentencia de 17 de junio de 2016 que declaro la nulidad del contrato de adquisición de bonos por las infracciones cometidas por el propio Banco Popular". Ha añadido que "casos similares a estos son las preferentes de Bankia y los denominados 'valores Santander'".