De Guindos señala que quien sacó sus depósitos de Popular no tuvo ventajas frente a los que los mantuvo


SANTANDER|
De Guindos señala que quien sacó sus depósitos de Popular no tuvo ventajas frente a los que los mantuvo

De Guindos señala que quien sacó sus depósitos de Popular no tuvo ventajas frente a los que los mantuvo SANTANDER | EUROPA PRESS

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que en los días previos a la resolución de Popular se produjo una gran salida de depósitos, tanto de institucionales como de minoristas, pero que quieren lo hicieron antes de la resolución no tuvieron ventajas frente a los que los mantuvieron.

"Lo importante es que aquellos que sacaron depósitos antes no tuvieron ninguna ventaja comparativa en relación con los que mantuvieron los depósitos en Banco Popular", ha explicado durante su intervención en el seminario 'La cuarta revolución. ¿Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?', organizado por la APIE y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El propio ministro reconoció la pasada semana en el Congreso que algunos ayuntamientos y comunidades autónomas habían retirados depósitos de la entidad en los días previos al proceso de resolución y venta y la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniéle Nouy, aseguró el lunes en el Parlamento Europeo que hay "margen" para que la Justicia española investigue si estas instituciones disponían de información privilegiada.

De Guindos, que participa en estas jornadas por sexto año consecutivo como ministro, ha señalado que hubo "muchas" salidas de depósitos de minoristas, no solamente de mayoristas, derivadas de las "enormes" caídas en la cotización de la acción.

Para el ministro, en algunas ocasiones las salidas de depósitos de institucionales se debieron a que algunos inversores mayoristas dependen del rating de la empresa, que en el caso de Popular fue rebajada en varias ocasiones por parte de las agencias de calificación crediticia. En cuanto a los inversores minoristas, la caída "muy intensa" del precio de la acción "generó una situación de alarma" que llevó a "retiradas muy fuertes" de los depósitos.

"Si había información privilegiada, no lo sé", ha apuntado el ministro, que ha añadido que la información sobre Popular era "bastante pública", por lo que no cree "que nadie se sorprendiera de las dificultades del banco".

El ministro ha reconocido que en el Eurogrupo no se dieron cuenta de que "un banco en resolución puede tener problemas importantes de liquidez" y, en su opinión, si los problemas de Popular se hubieran dado en el año 2012, "no habría habido un comparador para un banco como el Popular".

De Guindos ha explicado que conoció la oferta firme de Santander en la madrugada del 6 al 7 de junio, cuando se produjo la resolución y posterior venta, tras lo cual se quedó "bastante tranquilo". El ministro ha calificado de "triste" y "dolorosa" la situación final de Popular, pero ha puesto en valor que al día siguiente de la resolución y venta del banco los depósitos dejaron de salir "inmediatamente".

Para De Guindos, el final de Popular ha sido "el mal menor" respecto a lo que podría haber ocurrido en el caso de no acometer la resolución, ya que "la alternativa habría sido el concurso", mientras que actualmente están garantizados los depósitos de menos de 100.000 euros, que en el caso de Popular ascendían a unos 35.000 o 36.000 millones de euros.

De Guindos se ha mostrado "convencido" de que el FROB requerirá a la Junta Única de Resolución (JUR) que dé a conocer el informe independiente en el que basó su decisión de acometer la resolución de Popular, así como el análisis posterior. "Lo debería publicar", ha dicho.

RESPALDA LA PROHIBICIÓN DE CORTOS EN LIBERBANK

Por otra parte, De Guindos ha afirmado que la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de prohibir las posiciones bajistas en Liberbank tuvo un planteamiento "correcto" y ha llevado a reducir "enormemente su volatilidad".

Preguntado sobre si esta decisión debería haberse tomado sobre Popular ante las caídas en el precio de su acción los días antes de su resolución y venta, el titular de Economía ha apuntado que "en el caso de Liberbank había cuestiones específicas concretas que no justificaban el ataque especulativo que se estaba produciendo".

Sin embargo, el caso de Popular era diferente, según el ministro, ya que sí existía una información específica que provocaba las caídas del precio de la acción de la entidad y que llevó al supervisor a "no prohibir las posiciones bajistas.