Castillo dice que "no hay riesgo medioambiental" en la puesta en marcha de 'Cobre Las Cruces'

HUELVA, 28 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, apuntó hoy que "no hay riesgo medioambiental" en el inicio de la explotación de 'Cobre Las Cruces' (CLC), titular del complejo minero-hidrometalúrgico situado entre los municipios sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras.

En la aldea de El Rocío, en el término municipal de Almonte (Huelva), antes de presentar el Plan Aldea 2009, Castillo señaló que cuando se estaba preparando la explotación, que comenzó el pasado martes, "se hizo un plan hidráulico sobre cómo se iba a utilizar el agua mientras se hacía la obra".

No obstante, la consejera indicó que "este plan falló, fue incluso motivo de denuncia por parte de organizaciones ecologistas, y la entonces Confederación Hidrográfica del Guadalquivir detectó que no se estaban haciendo las cosas como se había presentado en el plan inicial de la empresa, por lo que se paralizó la obra".

En este sentido, señaló que la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, a instancias o a petición de la Confederación, "paró la obra y ha estado durante varios meses sin poderse hacer ninguna actuación hasta que se ha resuelto judicialmente y se ha terminado la obra".

Por otro lado, manifestó que, en lo que se refiere a la autorización medioambiental, con el nuevo plan que han presentado "no han habido más incidencias", a lo que añadió que los técnicos de la Agencia Andaluza del Agua "cada día analizan las aguas y se comprueba que el plan se está haciendo de acuerdo con los pozos que se indicaron en el mismo".

23.250 TONELADAS DE CÁTODOS DE COBRE

La compañía 'Cobre Las Cruces' comenzó ayer a las 18,30 horas la extracción de mineral en la corta a 150 metros de profundidad, por lo que apuntaron a unas previsiones de alcanzar las 23.250 toneladas de cátodos de cobre y una facturación de 69 millones de euros en 2009.

En rueda de prensa, el consejero delegado de CLC, François Fleury, explicó ayer que estas previsiones prevén alcanzar las 72.000 toneladas de cátodos al año en los 15 años de vida productiva de la mina, lo que supondría una facturación media de 225 millones de euros anuales.

El yacimiento, que cuenta con unos 53 millones en subvenciones regionales, nacionales y europeas, es uno de los más ricos del mundo, con un billón de toneladas, y cuenta con un cobre de alta pureza del 6,2 por ciento, cuyo producto final sale de las instalaciones sevillanas con una pureza del 99,99 por ciento.

El grupo, con 148 millones de capital social, cuenta con más de 500 millones ya invertidos en las instalaciones, desde el inicio de su construcción a finales de 2006, y prevé destinar otros 250 millones adicionales a mejoras tecnológicas y mantenimiento de la mina durante su vida útil. De la cifra ya invertida, 70 millones corresponden a estudios de viabilidad de las instalaciones, realizados desde 1994; unos 30 millones en concepto de responsabilidad civil y otros 30 millones en avales iniciales.