Cobre Las Cruces reinicia la actividad en la corta y prevé comenzar la extracción de mineral en junio

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

La compañía 'Cobre Las Cruces' (CLC), titular del proyecto minero-hidrometalúrgico que explota terrenos de los municipios sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras, va a reiniciar con carácter inmediato las labores de excavación en la corta una vez recibido el "visto bueno" de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa a través de una autorización condicionada emitida el día 7 de abril y prevé comenzar la extracción de mineral en junio.

En una nota, la compañía aseguró que, tras comprobar ayer representantes de la Administración el cumplimiento de los requisitos de la autorización condicionada, la empresa estará en condiciones de iniciar la extracción de mineral en la primera quincena del próximo mes de junio, ya que "apenas restan diez metros para alcanzar el yacimiento de cobre".

"Si todo transcurre dentro de la normalidad necesitaremos cuatro semanas aproximadamente para llegar al mineral", señaló el consejero delegado del proyecto, François Fleury.

En este sentido, una vez retomada la actividad en la corta, los directivos de Cobre Las Cruces confiaron en comercializar los primeros cátodos de cobre en ese mismo mes, ya que "el proceso de transformación del mineral se ha perfeccionado mucho, de forma que desde que entra como roca en la planta hasta que sale hecho cátodo transcurren ocho días aproximadamente", según Fleury.

Una vez aplicado el levantamiento de la suspensión vigente desde mayo de 2008, la empresa afrontará unos días de "importante" actividad antes de que se extraiga el primer cobre. Así, progresivamente se irán incorporando los empleados de las contratas que cesaron su actividad hace aproximadamente un mes y será también en este periodo cuando se ultimen los ajustes en la planta hidrometalúrgica.

En estos momentos, los 217 trabajadores que componen la plantilla de Cobre Las Cruces, así como los de las contratas que trabajan en el recinto minero, ultiman los preparativos para que, si todo marcha según lo previsto, "el proyecto industrial más importante de la provincia de Sevilla entre en producción en menos de un mes, culminando un largo recorrido que comenzó en 1992 con las primeras exploraciones sobre el terreno del actual complejo".

UNAS 72.000 TONELADAS ANUALES

A lo largo de los quince años de vida del proyecto, la empresa prevé producir un volumen anual medio de 72.000 toneladas de cobre fino comercializable, cifra que equivale al 25 por ciento de la demanda nacional de este mineral.

"Será además un refuerzo económico muy importante para el consumo interno, pues aunque España es el decimocuarto consumidor mundial de cobre, hasta ahora todo se venía importando de países como Chile o China", añadió CLC.

El yacimiento, situado en los términos municipales de Gerena, Guillena y Salteras, posee reservas de mineral que ascienden a los 17,6 millones de toneladas; de ellas, el 6,2 por ciento son cobre, una excepcional riqueza superior entre siete y doce veces a la proporción habitual.

La obtención de los cátodos se realizará mediante un proceso hidrometalúrgico "único en España y de indudables ventajas medioambientales". Otra de las características del proyecto es que la restauración de la zona sobre la que se actúa se va realizando progresivamente desde el comienzo de las primeras labores. De hecho ya se ha restaurado completamente una superficie de 156 hectáreas, "reduciendo al mínimo el impacto producido".

La inversión realizada en toda la fase de construcción que acaba de finalizar ha superado los 500 millones de euros, a los que habría que sumar los 23 millones derivados del Plan de Garantías Adicionales que se encuentra pendiente de aprobación por parte de la Agencia Andaluza del Agua. Se espera que alrededor de 500 personas, entre personal de 'Cobre Las Cruces' y de contratas, trabajen en el proyecto durante la fase de producción que ahora comienza.