Cultura incluye el conjunto histórico de las minas de Llumeres en el inventario del Patrimonio Cultural

OVIEDO, 26 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Cultura y Turismo del Principado ha decidido incluir en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias el conjunto histórico de las minas de Llumeres, situadas en el concejo de Gozón.

Según informó el Gobierno asturiano en una nota de prensa, la resolución dota de un alto grado de protección a las antiguas minas, emplazadas en la parroquia de San Nicolás de Bañugues, en un entorno natural de singular belleza, y que a lo largo de los siglos XIX y XX constituyeron la principal explotación de mineral de hierro en Asturias.

La mina de Llumeres fue el yacimiento de hierro más importante de Asturias hasta su clausura, en 1967, llegando a alcanzar como cota más alta de sus producciones las 86.000 toneladas de 1950. De Llumeres se obtenía como media más del 40 por ciento del total del hierro asturiano, siendo desde los años 1920 a 1950 el yacimiento base de la minería del hierro regional (por encima de los yacimientos de Quirós o del Naranco).

Desde 1861 hasta 1967, la mina estuvo en manos de Duro Felguera, empresa que construyó todas las infraestructuras y edificaciones hoy existentes, incluido un poblado de 64 viviendas para trabajadores en Bañugues. Tras el cierre en 1967 de la mina, se desmanteló el cable aéreo y el castillete, clausurándose los pozos verticales y las salidas de ventilación.

El mineral de hierro extraído de Llumeres era de contenido metálico alto y necesitaba ser mezclado con otros de menor resistencia y compacidad para facilitar su rápida reducción en el horno alto. Desde el lugar de extracción del hierro, situado en el acantilado de una cala, el mineral bajaba a un pequeño embarcadero desde donde zarpaban las barcas con destino al puerto de Gijón para ser conducido en ferrocarril hasta la fábrica de Duro en La Felguera.

Llumeres se conservan en la actualidad una serie de elementos que se propone proteger patrimonialmente. Se trata de los edificios que albergaron el almacén, la casa de aseo y oficinas, la casa de máquinas, el edificio de clasificación del material, la bocamina, el puerto de embarque y la panadería. A este conjunto se le dota de un entorno de protección de 15,40 hectáreas que incluye todos estos elementos integrantes de la antigua explotación minera.