El Gobierno boliviano expropia las tierras de un empresario para un proyecto de Jindal

  • La Paz, 6 mar (EFE).- El Gobierno de Bolivia anunció hoy la expropiación de 243 hectáreas de tierra a un empresario que es dueño de un canal de televisión crítico con el presidente Evo Morales, con el propósito de dotar de terrenos a la minera india Jindal Steel.

El Gobierno boliviano expropia las tierras de un empresario para un proyecto de la Jindal

El Gobierno boliviano expropia las tierras de un empresario para un proyecto de la Jindal

La Paz, 6 mar (EFE).- El Gobierno de Bolivia anunció hoy la expropiación de 243 hectáreas de tierra a un empresario que es dueño de un canal de televisión crítico con el presidente Evo Morales, con el propósito de dotar de terrenos a la minera india Jindal Steel.

El ministro de Minería, Luis Alberto Echazú, dijo en conferencia de prensa que la expropiación fue decidida por la Superintendencia minera de la región de Santa Cruz (este), donde se encuentra el proyecto minero de Jindal, cerca de la frontera con Brasil.

Los terrenos pertenecían a Oswaldo Monasterios, un empresario cruceño con diversas actividades en el país que es propietario de la red televisiva Unitel, uno de los medios más críticos de Morales.

El Gobierno señaló varias veces que Monasterios no estaba dispuesto a acceder a un acuerdo económico con el Ejecutivo para que el Estado pueda contar con los predios que le permitan a Jindal iniciar sus actividades en la mina de hierro Mutún.

Echazú señaló que la expropiación es una "buena noticia" porque el proyecto Jindal no ha podido iniciar sus inversiones en Bolivia, calculadas en 2.100 millones de dólares, debido a que no contaba con esas tierras.

La demanda de expropiación fue presentada por la empresa estatal Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), socia de Jindal en el proyecto minero, sobre los terrenos "San Antonio" y "Campiña Grande" por una superficie de 243 hectáreas.

El proyecto minero está instalado cerca de la frontera con Brasil en el cerro del Mutún que, según el Gobierno, posee reservas de hierro y de otros minerales por 40.000 millones de toneladas.

Una fuente oficial del ministerio de Minería explicó hoy a Efe que Monasterios puede apelar la decisión de la superintendencia de Minas, del tal forma que pasará todavía un tiempo antes de que Jindal asuma la propiedad del predio.

Al mismo tiempo, ratificó que el Estado mantiene su oferta de pagar una indemnización al empresario para facilitar la operación.

Jindal prometió invertir 2.100 millones de dólares en el desarrollo de esa mina, pero durante varios meses ha tenido problemas con las tierras y que le han impedido trabajar.

El mes pasado, las Fuerzas Armadas también pusieron a su disposición unas 171 hectáreas en la misma región.