Emed Tartessus espera contratar a más de 300 personas cuando inicie la explotación en la Cuenca Minera

HUELVA, 11 (EUROPA PRESS)

Emed Mining presentó esta semana en Londres su informe anual de actividades correspondiente a 2008 e indicó que Emed Tartessus espera contratar a más de 300 personas cuando inicie la explotación en la Cuenca Minera de Huelva, más las cuarenta que están empleadas actualmente.

El consejero delegado de EMED Mining, Harry Anagnostaras-Adams, indicó en una nota que este aspecto supone "un compromiso" con la región, ya que se piensa instalar en Riotinto la oficina central de operaciones y técnica de la matriz, Emed Mining.

Entre los "hitos" a destacar en 2008 en el proyecto Riotinto la empresa señaló como "más importante" el hecho de la adquisición del cien por cien del mismo por parte de Emed Mining, así como subrayó que es "un proyecto de gran oportunidad, al tener unos atractivos costes de adquisición y producción".

Es importante también la "clarificación de la estructura legal del mismo, mientras se sigue trabajando en el proyecto de explotación, una vez se ha presentado la solicitud de los derechos mineros", algo que se hizo el pasado viernes.

En cuanto a la producción futura, la empresa informó de que las reservas, según el código JORC, están cifradas en 123 millones de toneladas de mineral, de 0,48 por ciento de riqueza, lo que supone una producción de 37.000 toneladas de cobre en concentrado y conllevaría unos beneficios equivalentes a 34 millones de euros anuales (EBIDTA).

Además, supondría un Valor Actual Neto de 125 millones de euros, teniendo como referencia el precio de dos dólares por libra de metal. Por otra parte, nuevos estudios estiman un potencial de reservas "creciente" en la zona de Minas de Riotinto.

En el informe anual figura además una carta del presidente de EMED Mining, Ronnie Beevor, en la que "agradece su esfuerzo al consejero delegado Harry Anagnostaras-Adams y a todos los trabajadores, destacando que el equipo directivo se ha reducido el sueldo un 25 por ciento a partir de marzo de 2009".

"Lo más importante", según apuntó Anagnostaras-Adams, es que "se puede reabrir la mina de cobre mayor de España y se puede hacer de manera segura y rentable", por lo que estimó que es necesario "trabajar para generar confianza en el gobierno autonómico y en los inversores".

Por otro lado, aseguró que el proyecto "ha tomado más tiempo del previsto pero pensamos que podrá cumplir con todas las exigencias y normas de cualquier nivel", así como indicó que "nos sometemos al criterio de las autoridades reguladoras, primero para demostrar la titularidad de los derechos mineros y después para presentar un proyecto fiable, incluyendo el de rehabilitación ambiental y con los avales y garantías necesarios".

Finalmente, el informe anual refleja algunos datos económicos "relevantes" como es el hecho de que las reservas financieras hasta 2010 "son de diez millones de libras, que han ido creciendo a la vez que los proyectos en marcha" y que para conseguir estos fines "se ha reducido el presupuesto en 2009, pasando de los 13,2 millones de euros en 2008 a 6,2 en este año". De ellos, cuatro millones de euros --el sesenta y cinco por ciento del total-- se destina al proyecto de Riotinto, frente a los 8,3 que se gastaron en 2008.