Medio Ambiente declara viable la construcción de una mina a cielo abierto en la Sierra Sur

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

La Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente ha declarado "viable" a efectos medioambientales un proyecto impulsado para crear una nueva mina a cielo abierto de una superficie de 3,9 hectáreas en Algámitas, en plena Sierra Sur de Sevilla, si bien prohíbe el inicio de explotación de frentes durante el periodo de nidificación del abejaruco (entre marzo y junio) y requiere "especial cuidado" en materia de protección hidrológica tanto en la fase de construcción como en la fase de explotación.

Según la Declaración de Impacto Ambiental firmada por la delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Pilar Pérez, y recogida por Europa Press, el proyecto está promovido por el empresario Francisco Manuel F.C. y ha sido bautizado como mina 'Los Colonos', planeando la instalación de la mina en 3,9 hectáreas de superficie del término municipal de Algámitas, a la altura del punto kilométrico 2,8 del tramo de la carretera SE-464 que conecta Pruna con el ya citado municipio de la Sierra Sur.

Para la creación de la explotación, la empresa tiene previsto extraer del subsuelo 342.504 metros cúbicos de material gracias a retroexcavadoras y bancos de trabajo en sentido descendente, según figura en el documento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Si bien la Consejería de Medio Ambiente declara "viable" a efectos medioambientales este proyecto, en el capítulo de protección de fauna y flora advierte de la presencia de abejarucos en la zona y, en consecuencia, señala que "no se podrá iniciar la explotación de frentes durante la época de nidificación" de dicha especie, comprendida entre los meses de marzo y junio. De igual forma, advierte de que ante la detección nidificaciones de especies catalogadas será necesaria la "paralización" de las actuaciones.

CAUTELAS HIDROLÓGICAS

En cuanto al capítulo de protección del sistema hidrológico, la DIA emitida por la Consejería de Medio Ambiente para este proyecto reclama "especial cuidado" durante la fase constructiva para "garantizar la no afección a las aguas superficiales" que puedan colindar con la explotación minera, exigiendo igualmente "especial cuidado" en la fase de extracción de materiales para la protección de las aguas superficiales y subterráneas "evitando vertidos incontrolados accidentales, especialmente los producidos por la maquinaria pesada".

"Para ello, todas las actividades que entrañen riesgo, tales como los cambios de lubricantes, las reparaciones o el abastecimiento de carburante, deberán realizarse en parques de maquinarias habilitados al efecto", señala el documento, que asimismo advierte de que durante la ejecución de los trabajos "deberán realizarse las obras de drenaje necesarias para garantizar la evacuación de aguas de escorrentía, evitando los procesos de erosión o sedimentación y la posible afección a las márgenes", aunque también "se deberá evitar alcanzar el nivel freático del acuífero".