Una concentración respalda en Aznalcóllar a los ex mineros de Boliden y obstruye el tráfico del municipio

El colectivo reclama a la Junta contactos previos a la reunión concertada con Manuel Chaves AZNALCÓLLAR (SEVILLA), 23 (EUROPA PRESS) Unas 600 personas según los cálculos de la Policía Local, pero más de 3.500 según el colectivo que ha convocado la movilización, han copado hoy la plaza de la Constitución de Aznalcóllar (Sevilla) en un gesto de respaldo a los ex mineros de Boliden y su reclamación en cuanto a que la Junta de Andalucía resuelva su futuro, lo que se ha traducido en notables perjuicios sobre el tráfico rodado del municipio. El portavoz del colectivo de ex mineros, Juan José Fernández, dijo a Europa Press que podrían ser "más de 3.500" las personas concentradas hoy en la plaza de la Constitución bajo la convocatoria de CCOO, si bien un portavoz de la Policía Local redujo este cálculos a unas 600 personas. De cualquier manera, ambas partes coinciden en que la multitud copó la plaza y, dado su cierre al tráfico rodado, la Policía Local se vio obligada a desviar la circulación. "Hemos colapsado el pueblo", se ufanaba Juan José Fernández. Al respecto, y dada la entrevista concertada para el próximo viernes con el presidente andaluz, Manuel Chaves, reclamó "contactos" y negociaciones entre el colectivo y el Gobierno andaluz para "no ir de cabeza" en el encuentro y "que surjan desavenencias" en cuanto al futuro de estos trabajadores de la antigua Andaluza de Piritas S.A., filial de Boliden y gestora de la mina cuya balsa resultó siniestrada en 1998 dando lugar a la conocida catástrofe medioambiental. "Queremos el cumplimiento de los acuerdos" firmados con la Junta de Andalucía, insistía el portavoz del colectivo reclamando al Gobierno andaluz que pergeñe el contenido de la entrevista con Manuel Chaves para que éste pueda "dar su bendición" a un hipotético acuerdo. Los ex mineros de Boliden abandonaron el pasado viernes la huelga de hambre tras 12 días en los que no habrían de haber ingerido alimentos y, después de concretar una reunión con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, el día 27 de marzo, ven una "ventana a la esperanza", si bien mantienen una acampada ante el Parlamento de Andalucía y, de hecho, quienes han participado en la concentración celebrada en Aznalcóllar "van a volver" al citado campamento en lo que sería el día número 28 de esta movilización. Fernández subrayó que el abandono de la huelga de hambre supone un "gesto" con la Junta de Andalucía, que ha aceptado esta nueva reunión con el objetivo de "disminuir la presión" ante la mesa de negociación. Sin embargo, añadió que "si existen desavenencias o no se resuelve el problema el próximo viernes serán diez en vez de cinco los ex mineros en huelga de hambre". Indicó en que sus objetivos pasan por trabajar en el Plan de Abandono y Restauración de la antigua mina de Boliden y por aceptar los puestos de 'Cobre Las Cruces', "siempre que se ajusten a lo acordado". "Sabemos que los mineros no tenemos la culpa de lo sucedido y que hemos cumplido a rajatabla nuestra parte", concluyó Fernández.