Abu Dhabi aprovecha la crisis y será accionista mayoritario de Daimler

  • Fráncfort (Alemania), 23 mar (EFE).- El Emirato de Abu Dhabi aprovecha la recesión y los precios de ganga para convertirse en el mayor accionista del fabricante automovilístico alemán Daimler.

Fráncfort (Alemania), 23 mar (EFE).- El Emirato de Abu Dhabi aprovecha la recesión y los precios de ganga para convertirse en el mayor accionista del fabricante automovilístico alemán Daimler.

El inversor Aabar, controlado por Abu Dhabi, ha adquirido una participación del 9,1 por ciento en Daimler por 1.950 millones de euros (2.671 millones de dólares) en una ampliación de capital.

Con la entrada del fondo estatal Aabar, son dos países del Golfo Pérsico los grandes accionistas de Daimler: Abu Dhabi, uno de los Emiratos Árabes Unidos, y Kuwait.

Daimler informó de que aumentó su capital en un diez por ciento con exclusión de derechos de suscripción de los accionistas existentes.

"Tras adquirir todos los títulos nuevos, Aabar tiene un 9,1 por ciento del capital en acciones", por lo que es también el mayor accionista de Daimler.

El precio de adquisición de las nuevas acciones en la ampliación de capital (en total 96.408.000 títulos) fue de 20,27 euros, algo por debajo del precio actual en el mercado.

Los títulos de Daimler se han depreciado un 58,9 por ciento desde hace un año por lo que desde hace tiempo se consideraba que podía ser objeto de ofertas de adquisición hostiles, algo que ahora será menos probable con un 16 por ciento del capital en manos de dos inversores a largo plazo.

En plena crisis económica y financiera, Daimler interrumpió en octubre del pasado ejercicio los planes de una compra de acciones propias.

La entrada de los petrodólares de Aabar, sobre la que se había especulado desde el pasado verano, contribuyó a disparar las acciones de Daimler, que tras la apertura de la negociación subieron en la bolsa de Fráncfort un 9,8 por ciento, si bien al inicio de la sesión de tarde redujeron las ganancias y mejoraban sólo un 0,5 por ciento, hasta 21,46 euros.

En una rueda de prensa en Sttutgart (sur), el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, dio la bienvenida a Aabar y consideró que la empresa germana gana un inversor con orientación a largo plazo, fortalece su posición financiera y crea una fuerte colaboración para proyectos en el futuro.

Zetsche recordó que los dos grandes accionistas de Daimler, Abu Dhabi y Kuwait, apoyan los planes de futuro de la compañía.

Kuwait ha mantenido una participación en Daimler desde 1974, que tras la ampliación de capital se sitúa en el 6,9 por ciento, frente al 7,6 por ciento que tenía a finales de 2008.

El 84 por ciento restante de las acciones de Daimler es capital flotante.

El presidente de Aabar, Khadem Al Qubaisi, hizo hincapié en que es un inversor a largo plazo y en que confía y apoya al comité ejecutivo y al comité de vigilancia de Daimler.

No obstante, Al Qubaisi dejó claro que, de momento, no tiene interés en formar parte del comité supervisor de Daimler pero pude que sí en el futuro y que no quiere desmembrar la compañía.

También dijo que, actualmente, Aabar está satisfecho con esta participación del 9,1 por ciento pero contempló la posibilidad de ampliarla en el futuro hasta un máximo del 20 por ciento.

Daimler y Aabar cooperarán en la producción de vehículos eléctricos e invertirán especialmente en los proyectos que favorezcan la reducción de emisiones de dióxido de carbono y en el desarrollo de nuevos materiales para la industria automotriz.

La cooperación con Daimler también servirá para establecer un centro de aprendizaje en Abu Dhabi con el fin de educar "jóvenes talentos para desarrollar posiciones en la industria automotriz".

Daimler necesita el nuevo capital, que según dijo Zetsche en la rueda de prensa había sido transferido hoy, tras haber sufrido en 2008 una caída del beneficio neto del 65 por ciento (hasta 1.400 millones de euros), debido al lastre contable de Chrysler y a la caída de las ventas de Mercedes-Benz Cars en la segunda mitad del año.

Aabar es un inversor de Abu Dhabi que tiene inversiones directas en sectores como la energía, infraestructuras, compañías del sector inmobiliario, automovilísticas y de servicios financieros.

A su vez, Aabar es el mayor accionista de la petrolera International Petroleum Investment Company (IPIC), propiedad del Emirato de Abu Dabi, y tiene operaciones en Oriente Medio, Norte de África y el Sureste de Asia.

En abril de 2007, Dalma, filial de Aabar, firmó un contrato con Repsol YPF en Algeria.

En Alemania, IPIC posee un 70 por ciento de Ferrostaal, una filial del productor de vehículos industriales MAN desde comienzos de este año y también está presente en la austríaca OMV.