Álvarez (UGT) afirma que sin el Q3 se anulará la congelación salarial en Seat

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT de Cataluña, Josep María Álvarez, afirmó hoy que si finalmente no se fabrica en Seat Martorell (Barcelona) el Audi Q3, el acuerdo de congelación salarial que fue aprobado en referéndum por la plantilla quedará "fuera de cualquier vigencia".

En una entrevista de 'Catalunya Informació' recogida por Europa Press, Álvarez consideró que los trabajadores ya han hecho "lo que tenían que hacer", y que si no llega el nuevo modelo a Seat quedará anulado el acuerdo de congelación salarial y empresa y sindicatos deberán negociar en el marco del convenio colectivo.

Opinó que la compañía "quiere venir, pero en diciembre era más fácil, porque en Alemania no había tanta situación de crisis. Les interesa producirlo aquí por las buenas conexiones marítimas, porque los costes son menores que en Alemania y porque España es un mercado fuerte para Audi".

Además, argumentó que Audi "debería ver los esfuerzos que han hecho los trabajadores y las administraciones", y se mostró confiado en que finalmente Seat fabricará el Q3, aunque "cada semana que pasa es más difícil, porque la situación en Alemania empeora".

Pese a que destacó que la responsabilidad de la adjudicación del Q3 a Martorell recae en la empresa de automoción, lamentó la falta de unión de CC.OO. con el comité de empresa --donde domina UGT-- en los últimos meses.

"Si en diciembre hubiésemos constituido una mesa con las administraciones, Seat y los sindicatos, seguramente hoy tendríamos el Q3, porque hubiese sido posible un acuerdo sindical, hubiese sido verificado por las necesidades que tenía la empresa, y hubiésemos visto si las administraciones ponían la parte que les toca, que creo que deben poner", aseveró.

Preguntado por si Seat había "tomado el pelo" a los sindicatos, Álvarez consideró que "relativamente", como en "Nissan, Sony o Pirelli".

SEGURIDAD SOCIAL SANEADA.

Por otro lado, Álvarez consideró que el gobernador del Banco de España está haciendo "un mal favor a la economía" con sus dudas sobre la continuidad del pago de pensiones.

"La Seguridad Social está saneada, tiene un fondo de reserva importantísimo, que por cierto en algún momento tendremos que utilizar, porque los fondos de reserva están para utilizarse, (...) y empezamos a hablar de esto antes de tener un solo año con pérdidas. Este año la previsión es acabar con beneficios", argumentó.

El líder de UGT expuso que "por no dar respuesta a sus problemas --en referencia a la crisis del sistema financiero--, nos habla de cosas que no son de su competencia. Que se dedique a su trabajo, que es controlar a los bancos y las cajas, que son los que están quebrando, que son los que están llevando a la ruina al país, que son los que han hecho que este país haya debido poner 150.000 millones de euros, y que deje de lado la Seguridad Social".

Destacó que "nadie le ha elegido para hablar de eso", y que "si no se quiere dedicar a su trabajo porque no le gusta, que se vaya".