Anfac dice que las CCAA conocían el Plan 2000E antes de su lanzamiento

OLBIA (ITALIA), 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Francisco Javier García Sanz, indicó hoy que las comunidades autónomas tenían conocimiento del programa de ayudas directas a la compra de automóviles, denominado Plan 2000E, que fue anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el Debate sobre el estado de la Nación.

García Sanz explicó que desde el Gobierno se había informado a todas las comunidades autónomas de la intención de poner el plan de ayudas directas a la compra de 2.000 euros por vehículo, y en el que el Ejecutivo central aportaría 500 euros, las comunidades autónomas 500 euros y las marcas de automóviles los 1.000 euros restantes.

"Tengo entendido que el Gobierno comunicó a las comunidades autónomas el plan cuando se estaba negociando", añadió, al tiempo que resaltó que las indecisiones en su aplicación por parte de las autonomías están haciendo que los mercados exteriores pierdan la confianza en España y la miren "con ojos muy críticos". "Hemos logrado paralizar el mercado por el anuncio del plan y su falta de claridad", añadió.

"Lo que se está consiguiendo es perjudicar al consumidor y poner en peligro los puestos de trabajo del sector del automóvil, que una vez que se pierdan no se recuperarán", sentenció, al tiempo que aseguró que de momento "no hay otra solución" que no sean las ayudas directas para ayudar a mejorar la situación del sector.

El máximo responsable de la patronal de los fabricantes de automóviles en España solicitó a todos los Gobiernos autonómicos que apoyen el Plan 2000E y puso de manifiesto la importancia de que esta medida se lleve a cabo de forma "homogénea" en todo el territorio nacional, para no distorsionar el mercado.

García Sanz, que agradeció el esfuerzo del Gobierno y del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, a la hora de poner en marcha esta iniciativa, se mostró confiado en que la totalidad de las comunidades autónomas se acojan finalmente al Plan, puesto que es un programa "que ayuda al mercado, a la industria, a los concesionarios y a todo el sector".

Asimismo, el presidente de Anfac subrayó que el principal beneficiario de la implementación homogénea del Plan 2000E será el consumidor, que recuperará la confianza. "No recuerdo en España un plan de ayudas directas a la compra de automóviles con un incentivo mayor que el Plan 2000E, ni el Plan Prever ni el Plan Renove", añadió.

RETROACTIVIDAD.

Por otra parte, el responsable de la patronal de fabricantes señaló la importancia que tiene la puesta en marcha lo antes posible de este plan, puesto que todo retraso supondrá una distorsión del mercado. Por ello, solicitó a las comunidades autónomas que se acojan al plan, que lo hagan de forma retroactiva, desde la fecha en que fue anunciado por Zapatero (el pasado martes).

"Estamos muy preocupados, porque es un plan que nos ha costado mucho negociar con el Gobierno central y ahora se está mareando la perdiz", explicó García Sanz, al tiempo que señaló la necesidad de que se ponga en marcha el plan cuanto antes y se empiecen a vender coches y se recupere el mercado español, "que es el que más ha caído del mundo después de Estados Unidos".

García Sanz aseguró que el impacto positivo que tendrán las autonomías con la puesta en marcha del Plan 2000E será de 104 millones de euros y resaltó que el único problema de esta iniciativa es que su aplicación no sea homogénea.