Caída en picado de los fabricantes nipones de automóvil en el ejercicio 2008

  • Tokio, 23 abr (EFE).- Los principales fabricantes nipones de vehículos sufrieron una caída histórica durante el ejercicio fiscal de 2008, que finalizó en marzo, en el que el primer fabricante del mundo, Toyota, vendió un 11,7 por ciento menos.

Caída en picado de los fabricantes nipones de automóvil en el ejercicio 2008

Caída en picado de los fabricantes nipones de automóvil en el ejercicio 2008

Tokio, 23 abr (EFE).- Los principales fabricantes nipones de vehículos sufrieron una caída histórica durante el ejercicio fiscal de 2008, que finalizó en marzo, en el que el primer fabricante del mundo, Toyota, vendió un 11,7 por ciento menos.

Los cinco grandes fabricantes de Japón publicaron hoy sus resultados de producción, exportaciones y ventas durante el último ejercicio fiscal, dejando de manifiesto que atrás quedaron los récords registrados en 2007 y en muchos años anteriores.

El más perjudicado tanto en las cifras del año fiscal como en el las del mes de marzo -ambas publicadas hoy- fue Mitsubishi Motors.

Sin embargo, la caída más llamativa fue la del grupo Toyota, que paradójicamente se convirtió en enero de este año en el primer fabricante mundial, por delante del estadounidense General Motors (GM).

Toyota registró entre abril de 2008 y marzo de 2009 un descenso interanual de sus ventas globales del 11,7 por ciento hasta los 8,33 millones de unidades, su primer retroceso desde que Hino y Daihatsu entraron a formar parte del grupo en 1999.

La crisis ha hecho mella en el gigante, que en el ejercicio fiscal 2007 registró un récord de ventas de 9,43 millones de unidades, lo que alimentó sus esperanzas, ya descartadas, de llegar a superar los 10 millones de unidades en 2009.

Nissan, tercer fabricante de vehículos de Japón, publicó también sus ventas globales durante el último año fiscal, que en su caso se resintieron un 9,9 por ciento, hasta las 3,42 millones de unidades.

Durante el ejercicio fiscal de 2008 las exportaciones de los principales fabricantes de automóviles de Japón cayeron entre un 10 y un 24,6 por ciento, algo que, unido a la caída de las ventas en Japón, confirma el momento amargo que afecta a las compañías automotrices.

Mitsubishi Motors registró la mayor caída, del 24,6 por ciento (463.091), mientras que el grupo Toyota exportó un 21,4 por ciento menos que en el anterior año fiscal (2.298.543 unidades), su primer retroceso en siete años.

Por detrás le siguieron Honda, que exportó un 17,6 por ciento menos (573.561), Nissan, un 13,9 por ciento menos (624.486) y Mazda, que confirmó la tendencia a la baja con un 10 por ciento menos (742.571).

En términos de producción, el más afectado, una vez más, fue Mitsubishi, con un retroceso del 24,8 por ciento interanual (1.076.334 unidades), seguido de Nissan, que produjo un 16,9 por ciento menos (2.918.532), y Toyota, que redujo su fabricación global en un 16,3 por ciento (8.093.389).

En concreto, la fábrica española de Nissan redujo su producción más de la mitad durante el año fiscal 2008 y la mexicana en un 9,4 por ciento.

En el caso de Honda, que redujo sus niveles de producción en el anterior ejercicio fiscal un 9,6 por ciento hasta las 3.574.297 unidades, se trató del primer retroceso productivo en doce años.

En marzo las caídas han sido especialmente significativas en el apartado de las exportaciones debido a que los fabricantes tratan cada vez más de producir en los mercados de destino, por la fortaleza del yen frente a las principales divisas extranjeras.

Toyota exportó un 68,5 por ciento menos hasta las 85.995 unidades, sólo superado por Mitsubishi, que redujo un 77 por ciento sus ventas en otros países, hasta las 17.227 unidades.

Nissan bajó sus exportaciones en un 65,9 por ciento (25.164 unidades), Honda un 57,6 por ciento (22.497) y Mazda un 52,8 por ciento (32.011).

Los principales fabricantes redujeron además su producción en todo el mundo, especialmente en Japón a través de paros temporales de sus principales plantas, debido a la caída de la demanda global.

De nuevo Mitsubishi fue el más afectado tras recortar en marzo un 57,3 por ciento su producción global, Mazda un 54,7 por ciento, Toyota un 46,1 por ciento, Nissan un 44,9 por ciento y Honda un 37,6 por ciento.