Chrysler Canadá busca recortar el gasto de salud de sus jubilados

  • Toronto (Canadá), 26 mar (EFE).- Chrysler Canadá quiere recortar las prestaciones de salud que proporciona a sus jubilados que pasan el invierno en el sur de Estados Unidos, informaron hoy medios de comunicación canadienses.

Chrysler Canadá busca recortar el gasto de salud de sus jubilados

Chrysler Canadá busca recortar el gasto de salud de sus jubilados

Toronto (Canadá), 26 mar (EFE).- Chrysler Canadá quiere recortar las prestaciones de salud que proporciona a sus jubilados que pasan el invierno en el sur de Estados Unidos, informaron hoy medios de comunicación canadienses.

La empresa está negociando con el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) modificaciones al convenio colectivo en vigor para recortar centenares de millones de dólares en costos.

El fabricante de automóviles advirtió que si no consigue significantes concesiones por parte de los trabajadores cerrará sus factorías en Canadá y dejará de producir automóviles en el país.

Según informó hoy el periódico The Globe and Mail, Chrysler Canadá quiere recortar los 80 millones de dólares canadienses (64,8 millones de dólares estadounidenses) que paga en la actualidad a jubilados que pasan parte del año en Florida.

La compañía también quiere reducir el salario de sus trabajadores de 76 dólares canadienses la hora (61,56 dólares estadounidenses) a 57 dólares canadienses (46,17 dólares estadounidenses).

CAW se ha opuesto a esta reducción que la empresa considera imprescindible para seguir operando en Canadá.

A pesar de esta diferencia, el presidente del sindicato, Ken Lewenza, dijo en las últimas horas que el acuerdo con Chrysler Canadá estaba cerca después de que los negociadores de ambas partes llegaron a acuerdos sobre un número de concesiones.

Lewenza agregó que el pacto podría cerrarse en las próximas 24 horas.

Chrysler Canadá emplea a unas 10.000 personas en el país, de las que alrededor de 8.000 pertenecen a CAW.

El fabricante cuenta con tres plantas de montaje y producción concentradas en la provincia de Ontario.

La empresa ha solicitado miles de millones de dólares en ayudas a las autoridades canadienses para garantizar que mantendrá parte de su producción estadounidense en ese país.