Economía/Motor.- Anfac se siente decepcionada por el Plan Integral del Automóvil y responsabiliza a Zapatero

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Luis Valero, expresó la "decepción" de la organización respecto al contenido del Plan Integral de Automoción, aprobado hoy por el Consejo de Ministro, al tiempo que aseguró que la responsabilidad de mejorarlo es del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Valero indicó, en declaraciones a Europa Press, que se ha perdido una oportunidad para poner en marcha medidas a corto plazo que incentiven la demanda, y consideró que los planteamientos del Pla Integral son a medio y largo plazo, con iniciativas relativas a I+D+i, logística o infraestructuras. Anfac calcula que una ayuda directa de 1.500 euros por coche generaría una demanda adicional de 163.000 automóviles, y advierte de que si el Gobierno no toma medidas más drásticas y urgentes a corto plazo, "habrá un importante coste social, ya que no se podrán mantener los empleos, ni en la red de distribución comercial, ni en la industria de componentes ni en las fábricas de vehículos". El directivo de Anfac criticó que en materia de financiación no se adopta ninguna medida "excepcional", como requiere la actual situación del sector, sino que se incluyen las necesidades de la automoción en las líneas del ICO ya existentes. "Lo único que dan es el Plan VIVE, que ya fue aprobado en verano de 2008, y los 800 millones para los proyectos industriales", se lamentó Valero, quien recordó que ocho países europeos han puesto en marcha ayudas directas para la compra, patrocinadas por la Unión Europea, por lo que no habrá problemas relacionados con las ayudas de Estado. En este sentido, denunció que España no toma medidas a corto plazo sobre la demanda, a pesar de ser el quinto mercado de Europa y el que más está cayendo. Las matriculaciones en España bajaron un 41,6% en enero, el mayor desplome entre los principales países europeos. Además, el director general de Anfac cree que el Plan Integral es un compendio de medidas ya aprobadas, y criticó que las iniciativas en el ámbito laboral queden en la Mesa del Diálogo Social, "de donde difícilmente saldrá algo, porque las propuestas dormirán el sueño de los justos". A su juicio, si el plan no funciona será responsabilidad de José Luis Rodríguez Zapatero, quien se comprometió en el Congreso a respaldar al sector del automóvil. "Necesitamos medidas a corto plazo para dar salida a los 400.000 coches en 'stock' en las redes comerciales", abundó Valero.