Economía/Motor.- El Gobierno de EEUU da 60 días a GM para recortar más costes e insta a Chrysler a aliarse con Fiat

NUEVA YORK, 30 (EUROPA PRESS) El grupo de trabajo sobre la industria del automóvil del Gobierno estadounidense ha decidido conceder un plazo de 60 días para que el consorcio automovilístico General Motors presente un nuevo plan en el que se contemple una "fuerte" reducción de costes, al tiempo que otorga 30 días a Chrysler para formar una alianza con el grupo italiano Fiat. En un informe, recogido por el diario 'The New York Times', la Casa Blanca considera como condiciones necesarias para la concesión de nuevas ayudas para General Motors y Chrysler la salida de Richard Wagoner al frente de Detroit, la creación de un plan de reestructuración con reducciones considerables de costes en el grupo, así como que Chrysler se alíe con Fiat. Por otro lado, dos miembros de este grupo de trabajo, que pidieron mantener su anonimato, señalaron que la declaración de suspensión de pagos "podría ser una opción" para una o para ambas corporaciones automovilísticas. El documento señala, a su vez, que Chrysler no podrá acceder a más ayudas por parte del Gobierno de Estados Unidos a menos que finalice la posible alianza con Fiat antes del próximo 30 de abril, a través de la que la compañía italiana se haría con el 35% de la estadounidense, a cambio de compartir sinergias. "Chrysler no puede sobrevivir como una compañía independiente", añade el texto, al tiempo que refleja la necesidad de que la firma con sede en Auburn Hills (Michigan) lleve a cabo una reducción de sus niveles de deuda y de sus obligaciones en materia de seguros sanitarios. De cumplirse estos requisitos, la Casa Blanca estudiaría la posibilidad de conceder un 'crédito blando' de 6.000 millones de dólares (4.550 millones de euros) a la empresa presidida por Robert Nardelli. Por otro lado, el Gobierno estadounidense considera que General Motors ha logrado "un progreso considerable" en el desarrollo de nuevos vehículos más eficientes y menos contaminantes y señaló que la compañía "podría sobrevivir" si lleva a cabo una "fuerte reducción de costes". De esta forma, la Casa Blanca ha dado un plazo de 60 días a la firma para presentar un nuevo plan de recorte de gastos, ya que el otro requisito exigido por el Gobierno, la salida de Wagoner como presidente de la compañía, ya se ha cumplido.