Economía/Motor.- Nissan se plantea la compra de su proveedor Esteban Ikeda pero sin asumir la plantilla

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS) El fabricante de automóviles Nissan planteó hoy una oferta de compra de los activos de su proveedor Esteban Ikeda --propiedad de Johnson Controls-- en Barcelona, que presentó un concurso de acreedores en enero. La oferta no incluye asumir los 260 trabajadores que forman su plantilla, informaron a Europa Press fuentes sindicales tras asistir a una reunión con los administradores concursales. Según las mismas fuentes, los administradores trasladaron esta propuesta del fabricante de automóviles, que tuvo que suspender a finales de enero tres jornadas de producción previstas en la línea de los modelos Pathfinder y Navara debido a la falta de suministro de asientos por parte de Esteban Ikeda, que cesó su actividad al presentar el concurso en El Prat de Llobregat. Los sindicatos rechazaron esta posibilidad y exigieron a Nissan que con la adquisición garantice no sólo la continuidad de la fábrica, sino también el empleo. Aseguraron que esta maniobra puede esconder la voluntad de la multinacional de contratar "nuevos trabajadores con unos sueldos más bajos y peores condiciones". En las instalaciones de Esteban Ikeda existe un 'stock' necesario para que Nissan --su único cliente-- pueda fabricar con normalidad en su línea de todoterrenos, según los sindicatos, que anunciaron que continuarán su guardia a las puertas de la factoría para evitar la salida de material hasta que se garanticen los puestos de trabajo. "Es bueno que Nissan asuma una responsabilidad en este conflicto que tiene a los trabajadores colgados", aseguraron representantes del comité, que advirtieron que esta responsabilidad no puede dejar de lado el empleo de las 260 personas que dependen de Esteban Ikeda. El proveedor de Nissan es fruto de una 'joint venture' entre la multinacional Johnson Controls --que produce componentes eléctricos para el automóvil-- y el fabricante de asientos español para el transporte público Esteban Ikeda. Al presentar el concurso alegó incapacidad para afrontar sus deudas después de que Nissan ajustara a la baja su producción y cayeran, en consecuencia, los pedidos a su proveedor.