Economía/Motor.- Porsche cuadruplica su beneficio semestral gracias a los movimientos con acciones de Volkswagen

STUTTGART (ALEMANIA), 31 (EUROPA PRESS) El fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche cerró el primer semestre de su año fiscal, concluido el pasado 31 de enero, con un beneficio antes de impuestos de 7.340 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de cuatro las ganancias de 1.660 millones contabilizadas en el mismo período del ejercicio precedente. La firma de Stuttgart explicó que este fuerte crecimiento de su resultado se debe a las ganancias obtenidas en operaciones bursátiles con acciones de Volkswagen, en la que controla el 50,76% de los derechos de voto, que le proporcionaron 6.840 millones de euros, ocho veces más que la suma obtenida por este concepto en el ejercicio anterior. La empresa que preside Wendelin Wiedeking advirtió no obstante de que en la segunda parte del presenta año fiscal esta aportación se reducirá, en incluso podría caer por debajo de la mitad de la cifra obtenida en el primer semestre fiscal. El beneficio operativo de Porsche bajó entre agosto de 2008 y julio de 2009 en línea con el descenso de los ingresos, aunque el margen operacional (beneficio operativo sobre facturación) se mantuvo en un doble dígito. La cifra de negocio bajó un 12,8%, hasta 3.040 millones de euros, y las ventas se redujeron un 26,7%, con 34.266 unidades. La compañía atribuyó el descenso de sus resultados operativos tanto a la caída de la facturación y de las ventas como a las inversiones comprometidas para el lanzamiento de nuevos modelos, como el Panamera o la versión híbrida del Cayenne. De cara al segundo semestre fiscal, Porsche pone sus esperanzas en el Boxster, el Cayman y el Cayenne Diesel, disponibles desde febrero pasado. Por último, Porsche recordó que ha conseguido refinanciar un crédito de 10.000 millones de euros ampliable en otros 2.500 millones de euros, y avanzó que recibirá calificación crediticia por parte de dos agencias internacionales.