Economía/Motor.- PSA Peugeot-Citroën pierde 343 millones en 2008 y vaticina también 'números rojos' para 2009

PARIS, 11 (EUROPA PRESS) El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën registró el pasado año unas pérdidas netas de 343 millones de euros, frente a un beneficio de 885 millones de euros en 2007, y pronosticó que cerrará 2009 también en 'números rojos'. La caída de los resultados de PSA es consecuencia del deterioro del mercado automovilístico mundial (sus ventas mundiales bajaron un 4,9%, con 3,26 millones de unidades) y de la asunción de costes extraordinarios por importe de 917 millones de euros, correspondientes a medidas de reestructuración y provisiones por depreciaciones de activos. En el lado positivo, la aplicación del plan de ajuste CAP 2010 generó una reducción de costes por importe de 1.414 millones de euros durante el pasado ejercicio, en el que PSA logró mantener en el 5% su cuota de penetración en el mercado mundial. El presidente del grupo Christian Streiff, admitió que 2009 será un año de pérdidas para la corporación francesa, con un 'cash flow' negativo ya que los ahorros que proporcionarán las medidas de ajuste no serán suficientes para compensar la caída del mercado y los costes de reestructuración. La cifra de negocios del constructor automovilístico alcanzó los 54.356 millones de euros en 2008, un 7,4 % menos que en 2007, debido a la caída del mercado del automóvil en todo el mundo y a la orientación de las ventas hacia los modelos más pequeños. El resultado operativo se redujo a los millones de euros frente a los 1.752 millones de un año antes. Tras aumentar un 32,4 % en el primer semestre, el segundo semestre resultó ser negativo por el hundimiento de las ventas y la menor absorción de los costes fijos derivados de las paradas de producción. La posición financiera a 31 de diciembre de 2008 era negativa en 2.906 millones de euros y el 'cash flow' operativo de 2.380 millones. PSA recuerda que la bajada de la producción debido al hundimiento del mercado del automóvil y al aumento en el nivel de 'stocks' ha llevado a un importante crecimiento de la necesidad de fondos de circulante en el segundo semestre. No obstante, el grupo sostiene que tiene una estructura financiera sólida, que los recursos propios alcanzan los 13.277 millones a 31 de diciembre de 2008 y que la tasa de endeudamiento es del 22%, lo que deja un "cómodo margen de maniobra". EL DIVIDENDO SE VERA AFECTADO. En este contexto, agrega que el dividendo que se propondrá a la junta de accionistas para su distribución reflejará la fuerte degradación de los resultados del Grupo y del contexto económico. En cuanto al nivel de 'stocks' en Europa, indica que es similar al de diciembre de 2007. El grupo ha reducido masivamente su producción, más que la media del sector, bajando en el cuatro trimestre su producción mundial en un 26 % si se compara con el mismo periodo de 2007. Mientras, los 'stocks' de la red independiente han disminuido un 20% en 2008 por la decisión de limitar las ventas a los concesionarios y asumir los costes ligados a los inventarios del grupo. De cara a 2009, Streiff declaró que las prioridades del grupo "en una perspectiva de recesión prolongada" serán concentrar todos los esfuerzos en la reducción de stocks y el uso de la tesorería a través del programa CASH 2009. Se quiere también continuar con la reducción de costes en el marco del plan CAP 2010 para recuperar la rentabilidad en el curso de ese año. COCHES LIMPIOS. Paralelamente, la empresa pretende orientar el gasto y la inversión en I+D en el desarrollo de nuevos vehículos y nuevas soluciones medioambientales que "garanticen un crecimiento duradero y rentable cuando haya pasado la crisis". La voluntad del grupo es mantener la inversión y el gasto en I+D en torno a los 3.500 millones de euros. Streiff baraja asimismo una nueva contracción del orden del 20% del mercado del automóvil en Europa occidental en 2009 y prevé un mercado estable en 2010. "El primer semestre de 2009 será especialmente difícil. 2009 podría ser un año de pérdidas para el grupo", advierte el directivo, debido a la caída del mercado y los costes de reestructuración. El máximo responsable de PSA garantizó en todo caso que se mantendrá la dinámica comercial en 2009 y que el grupo hará todos los lanzamientos que tiene previstos, que Peugeot ampliará su gama con el nuevo 308CC; su primer todoterreno y su primer monovolumen compacto. Por su parte, Citroën lanzará el C3 Picasso a principios de 2009.