Economía/Motor.-Sindicatos de PSA Vigo enmarcan las declaraciones de Fillon en un pulso político y muestran preocupación

Insisten en la necesidad de que España adopte medidas que fomenten la demanda de vehículos VIGO, 13 (EUROPA PRESS) Los sindicatos con representación en el comité de empresa de la planta de PSA Peugeot Citroën de Vigo enmarcaron las declaraciones vertidas por el primer ministro francés, François Fillon, --quien afirmó que sin las ayudas del Estado, tanto Renault como PSA no podrían mantener sus fábricas en otros países europeos--, en un "pulso político" entre el país galo y la UE, aunque también manifestaron la "preocupación" que han generado estas palabras en la plantilla. En declaraciones a Europa Press, el secretario general del SIT, Alberto Priego, consideró que las manifestaciones de Fillon, hechas a raíz de que la Comisión Europea advirtiera a Francia de que los créditos de 6.000 millones de euros a las dos firmas automovilísticas podrían ser medidas proteccionistas, son un "tema político" y se deben contextualizar en el "pulso" que mantienen este país y Europa. De todas formas, explicó que los sindicatos aprovecharán la celebración del comité europeo del grupo de la próxima semana, para preguntar a la dirección de PSA "qué proyectos tiene para España" y, concretamente, para la planta de Vigo. Por su parte, el representante de la CIG, Henrique Pérez, consideró que Francia ha tenido esta reacción como "medida de presión", pero precisó que, tras conocerse las declaraciones en Vigo "ha crecido la preocupación en la planta". "Nosotros somos los primeros sorprendidos, no esperábamos una reacción tan virulenta", aseguró. Asimismo, consideró que "las ayudas son necesarias, pero no sólo a Renault y Citroën, sino para toda la automoción". Asimismo, consideró que el cruce de declaraciones entre la UE y Francia revela "la falta de cohesión en política económica" dentro de la UE en lo que respecta a la automoción. PREOCUPACIÓN Por su parte, el representante de CC.OO. Pedro Comesaña, aseguró que, si finalmente se demuestra que las ayudas son proteccionistas, sería "positivo" que la UE las "vete". En todo caso, tachó de "preocupante" que "no se sepa la política que seguirá el grupo" en lo que respecta a la planta de Vigo. Por ello, aseguró que se le pedirá a la dirección de Vigo que pregunte a la cúpula de PSA "qué proyectos industriales, tanto lanzamientos como inversiones" se prevén para la planta gallega, para saber "cómo estamos situados" respecto a otros centros de producción de la firma. En todo caso, recordó que Vigo realiza modelos en exclusiva y, por lo tanto, las ayudas no deberían tener repercusión aunque, "cuando se muestra un interés tan claro por el empleo y la producción de Francia, preocupa", añadió, en referencia a las últimas declaraciones del presidente de PSA, Christian Streiff donde aclaraba que el compromiso de la empresa de no realizar despidos, tras el crédito de 3.000 millones del Estado galo, afecta únicamente a sus fábricas francesas y anunciaba el lanzamiento de 12 nuevos modelos en el citado país. AYUDAS Por otra parte, los sindicatos valoraron hoy la aprobación del Plan Integral de la Automoción del Gobierno de España, donde se incluye el proyecto para coche eléctrico, y, ante la situación de crisis, destacaron la importancia de impulsar medidas a corto plazo que contribuyan a la recuperación del sector, sin renunciar a los proyectos para el medio y largo plazo. Así, insistieron en su demanda de que se implementen medidas que potencien las ventas, con incentivos para los consumidores e incluso los concesionarios, puesto que la reactivación del consumo conllevará un aumento de la producción.