El Gobierno de EEUU apura a los fabricantes de vehículos al acercarse un plazo para presentar sus planes

  • Washington, 16 feb (EFE).- Las empresas fabricantes de vehículos automotores en Estados Unidos "deben llevar a cabo una reestructuración significativa", dijo ayer un asesor del presidente Barack Obama, al aproximarse el plazo para que las firmas presenten sus planes.

El Gobierno de EEUU apura a los fabricantes de vehículos al acercarse un plazo para presentar sus planes

El Gobierno de EEUU apura a los fabricantes de vehículos al acercarse un plazo para presentar sus planes

Obama renuncia a designar un "zar" para el sector automotriz

Obama renuncia a designar un "zar" para el sector automotriz

Washington, 16 feb (EFE).- Las empresas fabricantes de vehículos automotores en Estados Unidos "deben llevar a cabo una reestructuración significativa", dijo ayer un asesor del presidente Barack Obama, al aproximarse el plazo para que las firmas presenten sus planes.

"Deberá haber concesiones de parte de todos. Necesitamos una industria del automóvil floreciente en este país", señaló el asesor presidencial David Axelrod, en el programa "Fox News Sunday" de la televisión.

El Gobierno de Estados Unidos aprobó en diciembre pasado un respaldo financiero por 17.400 millones de dólares a General Motors y Chrysler -Ford indicó que no lo necesitaba- y les dio plazo hasta el 17 de febrero para que presentaran sus planes de reorganización.

Las firmas para recibir los fondos deberán demostrar los cambios que harán en sus métodos de producción, sus modelos y su estructura empresarial que las haga viables en el mercado.

"El presidente ha dicho varias veces que esto requerirá una reestructuración significativa de la industria de manera que (las empresas) miren hacia adelante y no hacia atrás en la producción de los vehículos que la gente compre en el futuro", explicó Axelrod.

La reforma de la industria estadounidense del automóvil demandará sacrificios "y no sólo de parte de los trabajadores, sino de los accionistas, de los acreedores, y por supuesto de los ejecutivos que dirigen la compañía", agregó.

El diario The Wall Street Journal informó que el martes General Motors le dirá al Gobierno de EE.UU. que entregue sus miles de millones de dólares como socorro o encare la bancarrota de la mayor empresa fabricante de vehículos automotores en Estados Unidos.

El diario indicó que el Departamento del Tesoro calcula en por lo menos 5.000 millones de dólares la necesidad de préstamos de GM en lo inmediato.

Por su parte, el sindicato de trabajadores de la industria del automóvil, conocido por su sigla UAW en inglés, ha objetado a las propuestas de GM y de Chrysler para modificaciones en un fondo para el cuidado de la salud de los retirados.

Los negociadores del gremio UAW abandonaron la noche del viernes las conversaciones con GM porque la empresa hizo demandas vinculadas con sus contribuciones en dinero al fondo que los gremialistas consideraron "en detrimento de los jubilados".

"Obviamente ésta es una situación difícil", expresó ayer Axelrod. "Esperaremos a ver qué dicen el martes los fabricantes de automóviles", agregó.

Ford, que es entre los fabricantes estadounidenses de vehículos automotores el único que no depende de la ayuda del Gobierno estadounidense para sobrevivir, está ahora en la mira de los negociadores de UAW, después del colapso de las conversaciones con GM y Chrysler.

Como es habitual durante las negociaciones de convenios colectivos, UAW apunta a la empresa más fuerte.