El Gobierno regional estudia cofinanciar el Plan 2000E si el Ministerio se adhiere al Plan Renove autonómico

MURCIA, 18 (EUROPA PRESS)

El consejero de Universidades, Empresa e Investigación, Salvador Marín, descartó hoy la creación por parte del Gobierno regional de un nuevo fondo para financiar las ayudas de 500 euros a la adquisición de turismos que prevé el Gobierno central en el Plan 2000E, aunque dijo que se está estudiando la posibilidad de abonar esa ayuda si el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se adhiere, a su vez, al Plan Renove que el Ejecutivo autonómico presentó a principios de este mes para la compra de vehículos industriales.

El Plan Renove Murcia supone una subvención de 1.200 euros por parte del Gobierno regional para la adquisición de vehículos industriales. La propuesta que está en estudio por parte del Ejecutivo autonómico, y consensuada con el sector de la automoción regional, es que el Ministerio acepte cofianciar con 500 euros el Renove Murcia, lo que permitiría a la Comunidad Autónoma aportar idéntica cantidad (500 euros) al Plan 2000E.

De esta forma, la Administración autonómica podrá financiar tanto la adquisición de vehículos comerciales y turismos, con el mismo presupuesto de 480.000 euros previsto para el Plan Renove original. El consejero afirmó que el sector del automóvil de la Región "ya ha dicho que, quizá, podrá repartir esta cantidad entre los turismos y los vehículos industriales".

En este sentido, la Consejería indicó que el Gobierno regional espera una respuesta del Ministerio "que nos aclare si esto es factible". "Lo que nos tiene que aclarar el Ministerio es si pone 500 euros para la compra de estas furgonetas o vehículos industriales, si lo hacen, nos permitiría tener un remanente para aplicarlo a la compra de vehículos", explicó.

Este Plan regional prevé ayudas de 1.200 euros para la compra de vehículos de hasta 3.500 kilogramos, y su presupuesto total es de 480.000 euros, por lo que se estima que se venderán unos 400 vehículos sujetos a las ayudas, según Marín, quien consideró una opción "estupenda" que el sector pueda repartir este dinero.

El pasado viernes, la portavoz del Ejecutivo autonómico, María Pedro Reverte, anunció que el Gobierno regional estaba "estudiando" la medida anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el transcurso del pasado Debate Sobre el Estado de la Nación, que preveía hasta 2.000 euros de ayudas a la adquisición de vehículos, 500 de los cuales serán aportados por el Gobierno central, otros mil por los concesionarios, y dejaba la opción a las comunidades autónomas para sufragar los 500 restantes.

En este sentido, Marín criticó la ayuda por tratarse de una iniciativa "absolutamente improvisada". Así, recordó que el Gobierno regional "lo que hizo en principio fue preguntar si iba a haber Plan Prever, y nos contestaron que no se iba a producir", por lo que la Administración autonómica "se puso manos a la obra dentro del Plan Industrial, e hizo un esfuerzo presupuestario para ofrecer una ayuda a la adquisición de vehículos industriales".

Marín aseveró que, de pronto, "apareció el Gobierno nacional deprisa y corriendo anunciando que sí iba a haber Plan Prever", motivo por el que el Gobierno regional "dijo que iba a estudiar la letra pequeña, pero tampoco la hemos visto porque no la hay, ni letra pequeña ni grande". El consejero destacó que "a día de hoy hemos vuelto a llamar al Ministerio y no sabemos aún cómo se puede arbitrar y conseguir esto".

Por lo tanto, "si van a dar 500 euros, perfecto, nosotros vamos a mantenernos dentro de nuestra dotación presupuestaria, que con tanto esfuerzo establecimos dentro de nuestro Plan Industrial, algo que, insisto, planificamos, hablamos y coordinamos con las organizaciones correspondientes, como tiene que ser", apuntó Marín.

"Nos vamos a mantener en nuestra posición", destacó el consejero, quien dijo que "el sector dice que quizá podrá repartir ese dinero entre turismos y vehículos industriales, algo que estaremos encantados de hacer, como así han pactado con nosotros hoy".

No obstante, Marín advirtió al Ministerio que "si el año que viene van a decidir seguir con un Plan Prever, que nos avise con tiempo para poder sentarnos en esa mesa, negociarlo, y no romper con la unidad de mercado, para evitar que esto se convierta en un batiburrillo en el que nadie se entere".