El Gobierno sueco congela los avales para Volvo, a la espera de que Ford cierre su venta

ESTOCOLMO, 7 (EUROPA PRESS)

El Gobierno sueco y el fabricante de automóviles Volvo han acordado dejar en suspenso la concesión de avales públicos para garantizar los créditos que la marca espera recibir del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Volvo explicó hoy que las dos partes han alcanzado este acuerdo "de forma conjunta", a la vista de los planes estratégicos de la multinacional estadounidense Ford, que contemplan una eventual venta de la marca sueca.

El consejero delegado de Volvo, Stephen Odell, destacó el diálogo "constructivo" mantenido con el Gobierno sueco, al que agradeció su apoyo. No obstante, también mostró su "decepción" por la imposibilidad de acceder a los fondos del BEI.

Odell recordó que han tenido acceso a estos fondos otros fabricantes de automóviles de Italia, Alemania, Francia o Reino Unido, lo que representa para ellos una ventaja competitiva "en estos difíciles tiempos".

En diciembre de 2008, la Unión Europea dio 'luz verde' a la concesión de créditos a los fabricantes de automóviles del Viejo Continente por parte del BEI, por un importe de 16.000 millones de euros en cuatro años.

En marzo de 2009, el BEI aprobó conceder a Volvo 200 millones de euros, pero exigía a cambio un aval del Estado sueco por importe de 20.000 millones de coronas suecas (cerca de 1.900 millones de euros), pero el Gobierno de Suecia ha 'congelado' dicho aval.