El Gobierno vasco se reúne con los concesionarios para informarles sobre el Plan 2000E

VITORIA, 26 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Industria e Innovación del Gobierno vasco se reunirá esta tarde con representantes de los concesionarios de automóviles de Euskadi para informarles sobre la puesta en marcha del plan de ayudas a la compra de coches aprobado por el Gobierno central y al que el Ejecutivo vasco ha decidido adherirse.

El conocido como 'Plan 2000E', aprobado por Real Decreto el pasado 22 de mayo, establece una ayuda de 2.000 euros para la compra de automóviles, de los que 1.000 serán aportados por las empresas automovilísticas, 500 por el Gobierno central y otros 500 por las comunidades autónomas que se sumen a la iniciativa. El Gobierno vasco ha fijado un presupuesto de cinco millones de euros para hacer frente a la subvención de 500 euros que le corresponde.

Tras la reunión de ayer entre el Ministerio de Industria y las comunidades autónomas para debatir sobre la puesta en marcha del programa, y al término del Consejo de Gobierno celebrado hoy, la portavoz del Ejecutivo vasco, Idoia Mendia, explicó que en el caso de Euskadi, el plan se materializará a través de un convenio entre los dos gobiernos, que está previsto que se firme en las próximas semanas.

El acuerdo tendrá carácter retroactivo, de forma que se otorgarán las ayudas a las compras de vehículos realizadas desde el 18 de mayo y que cumplan con los requisitos establecidos. Las personas que quieran acceder a las ayudas deben estar empadronadas en la Comunidad Autónoma de Euskadi y estar al corriente de sus pagos, tanto con Hacienda como con la Seguridad Social. Los concesionarios que realicen las operaciones deben estar ubicados en la comunidad autónoma y deberán homologarse, adhiriéndose al programa.

La subvención se aportará para compras de turismos y vehículos comerciales de hasta 3,5 toneladas. En el caso de adquisición de vehículos nuevos, se deberá entregar un vehículo de diez años o de más de 250.000 kilómetros y el vehículo nuevo tendrá un determinado límite de emisiones de CO2. En el caso de adquisición de vehículos usados, éstos no podrán tener más de cinco años y, para recibir la ayuda, deberá entregarse un vehículo de más de doce años. El precio del vehículo no podrá superar, en ninguno de los casos, los 30.000 euros, IVA incluido.

El programa será gestionado por la agencia de desarrollo del País Vasco SPRI. Esta misma tarde, los responsables del Departamento de Industria e Innovación mantendrán una reunión con los representantes de los concesionarios de Euskadi para ofrecerles detalles de la reunión mantenida ayer en el Ministerio y la puesta en marcha del plan.