El Plan Prever se aplica a los coches matriculados desde el día 8 y a los llevados a desguace en los últimos seis meses

Ford asegura que si funciona como los implantados en Alemania o Italia, aumentará la producción de Almussafes y darán "más trabajo"

VALENCIA, 11 (EUROPA PRESS)

El Plan Prever para el automóvil presentado por el Consell el pasado viernes, dotado con 15 millones de euros y que incluye subvenciones de 1.000 euros para la compra de vehículos nuevos y de 500 para los de segunda mano, tendrá efecto retroactivo para los vehículos matriculados desde el pasado 8 de mayo y de hasta seis meses para aquellos usuarios que dieran de baja y depositaran en el desguace su coche --de más de diez años o 250.000 kilómetros-- en ese periodo y adquieran ahora uno nuevo.

Los vehículos subvencionables son "turismos nuevos o de segunda mano con una antigüedad máxima de cinco años y cuyo precio no sea superior a los 30.000 euros, impuestos incluidos". Además, los coches nuevos "no deberán sobrepasar una emisión de CO2 superior a los 140 gramos/kilómetro", de modo que se beneficiarán 460 modelos distintos.

Por el contrario, "quedan excluidas de este plan las transacciones entre particulares", así como todos aquellos vehículos que no sean turismos.

Así lo anunció hoy en rueda de prensa la consellera de Industria, Belén Juste, tras reunirse con el representante de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) en la Comunitat, Manuel Palma; el presidente de la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (AVIA), Emilio Orta; el director de Ford Almussafes, Antonio Adés, y Francisco Götz, en representación de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvan).

Estas ayudas a fondo perdido se enmarcan dentro del Plan Especial de Apoyo a los Sectores Productivos del Plan Confianza, y se llevarán a cabo gracias a la reordenación de los créditos previstos en los presupuestos de la Conselleria "por orden de prioridad". Además, son compatibles con el Plan Vive puesto en marcha por el Gobierno central y con los descuentos que efectúen los propios concesionarios.

Los beneficiarios de este plan serán "un mínimo de 15.000 valencianos, personas físicas o jurídicas mayores de edad, empadronadas en algún municipio de la Comunitat con anterioridad al 8 de mayo de 2009", quienes "recibirán el descuento en el concesionario, en el precio final de venta, presentando la documentación requerida en la orden de ayudas --certificado del desguace y de Tráfico que acredite la baja--".

Posteriormente, el concesionario "gestionará la solicitud de ayuda con la Generalitat", que le reintegrará el importe del descuento en un plazo de 60 días, según el procedimiento contemplado en la orden por la que se regula esta iniciativa, vigente hasta el 31 de diciembre de 2009 o "hasta la finalización de los fondos".

Por su parte, las empresas de compraventa de automóviles "deberán dar de baja obligatoriamente y llevar a desguace, a través de centros autorizados, aquellos vehículos propiedad del beneficiario que tengan más de diez años de antigüedad tomando como fecha de referencia la de su primera matriculación definitiva, o con más de 250.000 kilómetros".

"UN LOGRO" IGUALAR VENTAS DE 2008

Respecto al efecto de este plan sobre el sector, Manuel Palma señaló que "sería un logro" conseguir que "se mantengan los niveles de ventas del año pasado", tras la caída de ventas del 50 por ciento registrada por los concesionarios en los últimos meses. "Sin lugar a dudas, la venta de vehículos se va a reactivar", dijo.

En cuanto al caso concreto de la factoría de Ford en Almussafes (Valencia), Antonio Adés resaltó que "si funciona de la misma forma" que los implantados "en países como Alemania o Italia", esa demanda adicional permitirá "mejorar la producción en la fábrica", tanto en Fiesta como en Focus, y dar "más trabajo a los concesionarios, a los proveedores y a la propia fábrica".

Adés hizo hincapié en que los resultados en esos países "han sido extraordinarios" y que, de hecho, la producción del Fiesta "no hace más que subir", hasta alcanzar las 900 unidades diarias "en los próximos días", frente a los 700 iniciales. "Y ese tirón se debe principalmente a programas como este", sentenció.

En cuanto a la posibilidad de que la dotación del plan se agote antes de finales de año, Palma indicó que "si en dos meses se agotaran las ayudas, significaría que está funcionando muy bien" y, de hecho, permitiría alcanzar niveles de ventas "incluso superiores a las de 2008". "De hecho, me gustaría que se agotara en un mes, porque las ventas habrían subido un 200 por ciento", comentó.

El representante de Faconauto estimó que el importe de las ayudas "es suficiente", y valoró el "importante esfuerzo" realizado por el Consell para implantar este plan, pese a no tener el 100 por ciento de los impuestos transferidos como en el caso de Navarra, dijo.

"LIMPIAR" LAS CARRETERAS

Por su parte, el representante de Ganvan, Francisco Götz, celebró la importancia de esta medida para "activar" la red de tiendas de vehículos de ocasión existente en la Comunitat, por considerar que al activar la base del sector de vehículos de ocasión, "se activa toda la cadena" y se logra "limpiar la carretera de vehículos obsoletos".

Finalmente, Emilio Orta confió en que el repunte de ventas del Plan Prever ayude también al sector de fabricantes de componentes para la automoción, "obligado a presentar continuos Expedientes de Regulación de Empleo" hasta ahora. "Con esta medida, estos ERE se frenarán y volveremos a tener la capacidad de nuestras fábricas a full-time", concluyó.