El presidente de Volkswagen reconoce que Seat tiene un problema de mercado

HAMBURGO (ALEMANIA), 23 (EUROPA PRESS)

El presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, aseguró hoy categóricamente que la filial española Seat no tiene un problema de producto, sino un problema de mercado, provocado por la concentración de sus ventas en España y Europa occidental.

Winterkorn, que realizó estas declaraciones en la junta general de accionistas de Volkswagen, manifestó que Seat cuenta por fin con la gama de productos adecuada, pero explicó sus dificultades por la excesiva concentración de sus ventas.

"La marca se ha visto especialmente afectada por la crisis en Europa occidental. Sólo en España, donde Seat tiene una cuota de mercado del 9% aproximadamente, las ventas de automóviles perdieron un tercio de su volumen en 2008", añadió el máximo responsable de Volkswagen.

Como consecuencia de esta situación, recordó Winterkorn, las entregas mundiales de Seat bajaron un 14,6% en 2008, con 368.000 unidades, si bien la marca consiguió crecer levemente en Europa Central y Oriental.

El presidente de Volkswagen destacó la aportación de calidad y diseño que representa el nuevo Ibiza, y añadió que la berlina Exeo, desarrollada sobre la plataforma del Audi A4, es un ejemplo de aprovechamiento de las sinergias por parte del grupo para reducir "costes de desarrollo y esfuerzos".

BENEFICIO INDIRECTO PARA ESPAÑA.

En otro orden de cosas, Winterkorn defendió el plan de ayudas directas a la compra de coches aprobado por el Gobierno alemán, en contra de los detractores que sostienen que el programa beneficia a las fábricas de otros países, entre ellos España.

"El sistema está ayudando a la industria alemana de forma muy directa. Por ejemplo --expuso--, aunque el Volkswagen Polo se fabrica en España (Navarra) y en Bélgica, el 60% de sus componentes proceden de Alemania. Lo mismo sucede con las marcas Skoda y Seat".

Para Volkswagen, el objetivo prioritario es mantener su plantilla, lo que requerirá "un gran acuerdo de flexibilidad" entre todas las partes, según Winterkorn, quien aseguró que el grupo juega "en la Champions League", por lo que no debe temer las dificultades que pueda afrontar.