El stock de vehículos acumulados en los concesionarios de la Comunitat se sitúa en las 57.050 unidades

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El stock de vehículos acumulados en los concesionarios de la Comunitat Valenciana se sitúa en las 57.050 unidades, de las que 21.500 corresponden a establecimientos de Alicante, 7.300 a Castellón y 28.250 de Valencia, según estimaciones de mercado facilitados por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas.

El tiempo medio de permanencia de un vehículo nuevo en stock en las redes de distribución se ha multiplicado por cuatro desde el comienzo de la crisis, al pasar de una media habitual de 45 días a más de 180 días en la actualidad, según la misma fuente.

La patronal de los vendedores estima que esta extensión de los plazos de venta se debe, principalmente, "al endurecimiento de las condiciones crediticias por parte de las entidades financieras que mantienen cerrado el grifo de la financiación a pesar de las líneas abiertas, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para facilitar liquidez a pymes y familias".

Ganvam explica que estas restricciones crediticias representan "un handicap difícil de superar" para el sector de la venta de vehículos donde la financiación es la "llave maestra" de la demanda, ya que el 80% de las compras de automóviles y el 100% de las de vehículos industriales son financiadas.

En este sentido, la asociación constata que desde que se desató la crisis de liquidez y, con ella, el "fuerte" endeudamiento de familias y empresas, la demanda de créditos para la adquisición de un automóvil ha aumentado en cuatro puntos porcentuales, hasta el punto de que el 84% de las compras de coches que se realizan en la actualidad son financiadas.

Estas dificultades financieras, unidas a la "dilatación" de los plazos de venta, "están haciendo también mella en las cuentas de resultados de los vendedores que están obligados a refinanciar sus stocks, al ver que sus previsiones de ventas inicialmente trazadas no guardan correspondencia con la realidad del mercado".

En la actualidad, la cifra de vehículos nuevos acumulados en las campas de fabricantes y concesionarios en España alcanza las 450.000 unidades, lo que supone la mitad de las ventas previstas para este año que caerán previsiblemente un 25%, hasta situarse en el entorno de las 900.000 unidades.