Faconauto asegura que la Junta ha hecho "lo que debía" y prevé que el mercado automovilístico toque fondo este verano

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), Antonio Romero Haupold, aseguró hoy que la Junta de Andalucía ha hecho "lo que debía" al aceptar formar parte del Plan 2000E, que recoge ayudas de hasta 2.000 euros a la compra de vehículos, y previó que el mercado automovilístico "toque fondo" este verano.

En declaraciones a Europa Press, Romero Haupold valoró el desarrollo de unas medidas que inciden "directamente" en la compra de los vehículos y no en su producción, aunque recordó que el Plan 2000E no desarrolla ayudas directas, sino rebajas en los impuestos a recaudar por el Estado.

"Para Andalucía serán muy buenas estas ayudas, teniendo en cuenta el efecto positivo previsto de mantenimiento del empleo de los concesionarios", indicó el directivo.

Romero Haupold explicó que las previsiones del sector pasan porque el mercado automovilístico "toque fondo" este verano, periodo tras el que comenzará su recuperación con un "efecto contagioso" en el resto de áreas económicas.

Así, valoró "positivamente" que la Junta de Andalucía se haya adherido a este plan, recalcando que "ha hecho lo que debía", por lo que esperó que las actuaciones de la Administración regional continúen en esa línea.

Por último, advirtió de que "sí está claro que las ayudas se ponen hoy en marcha, aunque aún no está definido como van a recibir ese dinero los concesionarios".

TITULAR "ATRACTIVO" CON "LETRA PEQUEÑA"

Por otra parte, el asesor comercial de Opel en Sevilla, José Ignacio Conde, aseguró hoy que el Plan 2000E tiene un titular "muy atractivo" pero no se corresponde con la "letra pequeña", ya que afecta a un número "muy reducido" de personas y, a su juicio, "sólo activa las visitas de exposición".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Conde explicó que el plan "no mejora otras ofertas" existentes en el sector --en relación al ya existente Plan VIVE--, a lo que sumó que el titular del plan es "muy atractivo, pero la letra pequeña no se corresponde" con dicho titular.

En este sentido, indicó que el Plan 2000E "no concreta" porque la "letra pequeña" sólo afecta a un número "reducido" de personas que tengan un vehículo con una "cierta antigüedad, bastantes años" y compren un automóvil con unas emisiones determinadas. Señaló que aunque están "bien" todas las ayudas del Gobierno que incentiven las ventas del sector, sí recalcó que estarían aún mejor para "un conjunto más amplio de personas".

Por último, se preguntó "qué pasa con las personas que tengan un coche de nueve años, o no tengan uno para entregar, o se vayan a comprar su primer coche, o se le estropee y necesiten un coche familiar", a lo que añadió que serían estos clientes a los que "más falta" les harían las ayudas del Gobierno.

REDUCCIÓN DE DESCUENTOS

Por su parte, el portavoz de Facua en Andalucía, Rubén Sánchez, destacó que lo preocupante de las ayudas del Gobierno como el Plan 2000E es que los fabricantes y concesionarios las utilicen para "reducir los descuentos" que hasta ahora ofrecían y "aumenten los márgenes de beneficio, convirtiendo el plan en marketing de cara al consumidor".

"El Ministerio de Industria debería valorar cómo evolucionan los precios y si realmente esto supone una baja de otros 2.000 euros más en el precio de cada vehículo o queda diluido en una estrategia de ofertas y descuentos que ahora van desapareciendo", apuntó.

Esta opinión era compartida por algunos clientes que esta mañana acudían al concesionario de Opel para informarse sobre el Plan 2000E. Así, uno de ellos señaló que el descuento estaría "bien" si a los 2.000 euros se le añade el precio tasado del vehículo a entregar, mientras que una señora que observaba vehículos indicó que "también habría que ver los créditos".