La dirección de Opel presenta hoy el plan de saneamiento y espera ayudas oficiales

  • Berlín, 27 feb (EFE).- La dirección de la empresa automovilística Opel, filial de la estadounidense General Motors, presenta hoy su plan de saneamiento, condición previa para que el Estado alemán conceda a la histórica marca germana las ayudas necesarias para su supervivencia.

La dirección de Opel presenta hoy el plan de saneamiento y espera ayudas oficiales

La dirección de Opel presenta hoy el plan de saneamiento y espera ayudas oficiales

Berlín, 27 feb (EFE).- La dirección de la empresa automovilística Opel, filial de la estadounidense General Motors, presenta hoy su plan de saneamiento, condición previa para que el Estado alemán conceda a la histórica marca germana las ayudas necesarias para su supervivencia.

El consejo de control de Opel celebra para ello una reunión extraordinaria de crisis para definir el plan definitivo de rescate, que será presentado en primer lugar al comité de empresa antes de hacerse público.

Los observadores consideran que un elemento fundamental del plan de saneamiento será la separación de Opel de General Motors, el grupo estadounidense con graves problemas financieros, que ayer anunció unas pérdidas en 2008 de 30.900 millones de dólares (24.300 millones de euros).

Del catálogo de medidas que adopte la dirección de Opel podrá deducirse también la ayuda que la empresa necesita del Estado para mantener sus puestos de trabajo y evitar el cierre de plantas, que podría alcanzar entre 8.000 a 9.000 millones de euros, según medios alemanes.

No se descarta tampoco que el plan de saneamiento invite a los estados federados alemanes en los que existen factorías de Opel a participar en el capital de la empresa, siguiendo el ejemplo de Volkswagen, grupo en el que el Land de la Baja Sajonia cuenta con el 20 por ciento del capital.

Miles de trabajadores de Opel se manifestaron ayer en defensa de sus puestos de trabajo en el marco de un jornada de movilización europea a la que se sumó, en Alemania, el vicecanciller Frank-Walter Steinmeier.

"Opel no son sólo autos. Opel no son sólo fábricas. Opel no es sólo gerencia. Opel son personas que cada mañana quieren trabajar. Y por eso Opel debe vivir", dijo ante los trabajadores Steinmeier, ministro de Asuntos Exteriores y candidato socialdemócrata a la Cancillería en las elecciones generales de septiembre.

La matriz estadounidense de Opel, General Motors, anunció la semana pasada que para hacer frente a la crisis que le ha puesto al borde de la quiebra recortará 57.000 puestos de trabajo, más de la mitad fuera de Estados Unidos.

Opel tiene cuatro plantas en Alemania que emplean a unos 25.000 trabajadores, además de fábricas en España (Zaragoza), el Reino Unido, Polonia y Bélgica.