La mayoría de acreedores de GM alcanza un acuerdo, dice fuente

WASHINGTON (Reuters) - La mayoría de los acreedores de General Motors aprobó una oferta de canje de deuda, dijo el domingo una fuente cercana a la votación, despejando el camino para presentar la bancarrota de la gigante estadounidense el lunes.

Los poseedores de bonos completaron la votación el sábado y poco más del 50 por ciento acordó el canje que les daría hasta el 25 por ciento de participación en una reorganizada GM, a cambio de 27.000 millones de dólares en bonos de deuda, indicó la fuente.

La quiebra de GM sería la tercera bancarrota más grande en la historia de Estados Unidos y la mayor y más compleja en los anales de la industria.

GM ha estado perdiendo participación en el sector desde inicios de la década de 1980, cuando tenía el 45 por ciento del mercado estadounidense.

El fabricante de automóviles se vio afectada por su dependencia a un lineamiento dominado por camiones y por una profunda caída en la demanda, mientras los créditos se estrechaban en el 2008.

Durante la semana, GM ha estado apurándose en completar una serie de acuerdos de último minuto que intentan acelerar el proceso de quiebra, que la verían emerger con un mayor porcentaje de propiedad del Gobierno estadounidense.

Aquellos acuerdos incluyen un nuevo contrato para el sindicato United Auto Workers y un pacto para salvar del colapso a la automotriz Opel -unidad de GM-, tras negociaciones en las que ha mediado el Gobierno alemán.

Los poseedores de bonos han sido una de las últimas piezas en caer en medio del complicado entramado de la bancarrota de GM, dirigido por un grupo de trabajo designado por la Casa Blanca y encabezado por el ex agente financiero Steve Rattner.

A fines de marzo, el Gobierno estadounidense del presidente Barack Obama, dio un plazo de 60 días para que el fabricante de vehículos restructurara y cerrara acuerdos concesionarios con su sindicato y acreedores.

Desde inicios de año, el Gobierno estadounidense ha destinado 19.400 millones de dólares en financiación de emergencia para la automotriz con base en Detroit.