La reestructuración de GM y Chrysler incluiría cierre de plantas y despidos

  • Washington, 17 feb (EFE).- General Motors y Chrysler ultiman los detalles de sus planes de reestructuración, que podrían incluir cierres de plantas y más despidos, para presentarlos al Departamento del Tesoro antes de las 22.00 GMT de hoy y garantizar la obtención de más préstamos federales para seguir en funcionamiento.

La reestructuración de GM y Chrysler incluiría cierre de plantas y despidos

La reestructuración de GM y Chrysler incluiría cierre de plantas y despidos

Washington, 17 feb (EFE).- General Motors y Chrysler ultiman los detalles de sus planes de reestructuración, que podrían incluir cierres de plantas y más despidos, para presentarlos al Departamento del Tesoro antes de las 22.00 GMT de hoy y garantizar la obtención de más préstamos federales para seguir en funcionamiento.

Las dos empresas automovilísticas, que ya han recibido en conjunto 13.400 millones de dólares en préstamos públicos, apuran las últimas horas en negociaciones con el sindicato United Auto Workers (UAW) y los tenedores de bonos para recortar sus costes.

El periódico The Detroit News señaló en su edición electrónica que con toda probabilidad, ninguno de los dos alcanzará acuerdos antes de que se cumpla la hora límite para presentar los proyectos de reestructuración.

El rotativo también dijo que el plan de reestructuración de General Motors incluirá el cierre de cuatro plantas en Europa, la clausura de nueve más para el 2012, la eliminación de 1.750 concesionarios en Estados Unidos y la supresión de hasta 31.000 puestos de trabajo.

Otras medidas serán la eliminación, venta o reducción de sus marcas Pontiac, Saab, Hummer y Saturn.

De momento, un alto funcionario de la Casa Blanca dijo ayer que Washington proporcionará otros 4.000 millones de dólares a GM, que ya ha recibido 9.400 millones de dólares.

Chrysler, que consiguió a finales del año pasado 4.000 millones de dólares para mantener sus plantas en funcionamiento durante los primeros meses del 2009, tiene previsto solicitar al menos otros 3.000 millones de dólares.

La Casa Blanca ha señalado que la solicitud de Chrysler, bajo control del fondo de inversiones Cerberus y el fabricante alemán Daimler, será tratada de forma independiente.

Daimler dijo hoy que en el último trimestre del 2008 perdió 1.530 millones de euros y que su facturación durante el año cayó un 3,9 por ciento.

La compañía advirtió de que el 2009 será más difícil, lo que augura que se intentará deshacer del 19,9 por ciento que aún tiene en Chrysler.

Chrysler ha llegado a un acuerdo con la italiana Fiat para expandir su gama de modelos y alcance mundial, pero el pacto depende de la concesión de más dinero público al fabricante estadounidense.