Opel Europa presentará un plan para mantener todas sus plantas

  • Berlín, 19 feb (EFE).- La empresa automovilística Opel Europa, filial del grupo estadounidense General Motors (GM), presentará próximamente un plan de saneamiento a largo plazo que garantice el mantenimiento de todas sus plantas.

Opel Europa presentará un plan para mantener todas sus plantas

Opel Europa presentará un plan para mantener todas sus plantas

Berlín, 19 feb (EFE).- La empresa automovilística Opel Europa, filial del grupo estadounidense General Motors (GM), presentará próximamente un plan de saneamiento a largo plazo que garantice el mantenimiento de todas sus plantas.

Así lo anunció hoy desde Detroit en declaraciones a la televisión pública alemana ARD Jürgen Rüttgers, jefe del gobierno del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, quien subrayó que GM "no ha decidido el cierre de sus factorías en Alemania, tampoco la de Bochum".

"Se me ha quitado un peso de encima. Esta decisión es importante para los trabajadores y sus familias", comentó Rüttgers tras entrevistarse con el presidente de GM, Rick Wagoner, quien se mostró abierto, dijo, "a la participación de terceros y a la separación de Opel" del grupo como posible solución para rescatar la marca europea.

Rüttgers subrayó que las autoridades alemanas esperarán a la presentación del plan de saneamiento para decidir de que manera pueden contribuir al mismo.

El Gobierno federal y los de los cuatro estados federados con plantas de Opel no han descartado en los últimos días llegar incluso a comprar capital de la empresa para facilitar su mantenimiento.

Opel emplea a unos 25.000 trabajadores en sus plantas alemanas de Rüsselsheim, Bochum, Kaiserslautern y Eisenach, y su futuro se encuentra amenazado por su dependencia de GM, grupo que atraviesa una grave crisis financiera.

El jefe del comité de empresa de Opel, Klaus Franz, se ha mostrado entre tanto dispuesto a que los empleados hagan grandes concesiones para garantizar sus puestos de trabajo con medidas como la introducción de la semana laboral de cuatro días con recortes salariales.

"El cierre de una planta tiene un coste de entre 400 y 500 millones de euros. Es mejor flexibilizar la producción", señala Franz en unas declaraciones que publica hoy el rotativo Bild, en las que se muestra a favor de desligar la firma de GM y buscar para Opel un nuevo socio en el sector.

"Las alianzas estratégicas son decisivas para ahorrar costes. Si se adquieren en alianza 5 millones en vez de 1,6 millones de piezas iguales como radiadores, el ahorro puede alcanzar un 30 ó 40 por ciento", explica el jefe del comité de empresa de Opel.