Renault ratifica a los sindicatos que Valladolid opta a un coche convencional, uno eléctrico y un motor

VALLADOLID, 21 (EUROPA PRESS)

La Dirección de Renault-España ratificó hoy las palabras del presidente y director general del grupo en España, Jean Pierre Laurent, cuando anunció que las plantas de Carrocerías-Montaje y de Motores de Valladolid son "firmes candidatas" para acoger tres nuevos productos de la marca: un coche convencional, un vehículo eléctrico y un nuevo motor de gasolina eficiente.

Este fue el principal contenido del Comité Intercentros de Renault-España celebrado hoy en Valladolid, en el que la Dirección de la compañía gala de la marca del rombo ratificó las palabras de su presidente y director general respecto a las expectativas de las plantas vallisoletanas.

Así lo explicó el responsable de Comunicación de UGT en Renault, Alejandro Durán, quien, en declaraciones a la agencia Europa Press, lamentó que la Dirección de la empresa se haya limitado a ratificar las palabras de Laurent en el Salón del Automóvil de Barcelona sin que se atreva a ratificar esas declaraciones en un documento escrito.

"No lo tenemos firmado", continuó Alejandro Durán, que explicó que para UGT no son suficientes ni esa declaración de intenciones del presidente director general de Renault-España ni la ratificación hoy por parte de la representación de la empresa en el Comité Intercentros.

En este sentido, reclamó el cumplimiento del Convenio Colectivo en todo lo que se refiere a la adjudicación de un nuevo modelo convencional para la planta de Carrocerías-Montaje de Valladolid con el objetivo último de garantizar el futuro de esa planta que, según advirtió, no se garantiza sólo con buenas intenciones sino que son necesarios compromisos por escrito. "No es suficiente, tienen que garantizar de una vez por todas ese nuevo modelo", sentenció.

Por otro lado, la Dirección de la Empresa propuso hoy un cambio en las vacaciones de verano para la planta de Villamuriel de Cerrato (Palencia), donde se fabrica el nuevo Mégane en estos momentos a tres turnos, para hacer frente al "pequeño repunte" de la demanda de este producto. Así, la plantilla de Palencia tendrá que volver a sus puestos de trabajo el día 18 de agosto, y no el 19 como propuso en un primer momento, y tendrá un día más de vacaciones en diciembre --el día 23--.