Suzuki critica que la burocracia del Plan VIVE demora entre 20 y 25 días cada matriculación

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El director general Comercial y de Marketing de Suzuki Ibérica, Juan López Frade, criticó hoy que el "excesivo papeleo" necesario para acogerse al Plan VIVE (Vehículo Innovador-Vehículo Ecológico) demora el cierre de una operación de compra de un coche entre 20 y 25 días, desde que se finaliza la venta hasta que se matricula el vehículo.

López Frade, que hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo modelo Alto de la firma, señaló que su compañía hasta el pasado mes de marzo únicamente había registrado 60 operaciones que se habían acogido al Plan VIVE. "El Plan VIVE no está funcionando demasiado bien para nosotros", añadió.

Por otro lado, puso de manifiesto la fuerte repercusión que está teniendo la crisis económica sobre las ventas de automóviles. Así, la previsión de Suzuki Ibérica para 2009 es que las ventas de todoterrenos y turismos en España se sitúen levemente por encima de las 800.000 unidades, lo que supondrá una caída del 30% aproximadamente.

López Frade subrayó que de estas algo más de 800.000 unidades, cerca de 750.000 unidades corresponderán a turismos, mientras que el resto serán todoterrenos. La previsión de ventas de la marca en el mercado español para este año se sitúa en 9.000 unidades, lo que supondrá una reducción del 30% en comparación con los datos de 2008.

El lanzamiento del nuevo Alto, el quinto modelo estratégico mundial de la marca, contribuirá a alcanzar este volumen de ventas en el mercado español, donde Suzuki Ibérica prevé entregar 900 unidades de este coche durante un año completo.

EL SUZUKI MAS PEQUEÑO.

El nuevo Alto, que se fabrica en India, se enmarca dentro del segmento A de vehículos y se convierte en el modelo más pequeño de la gama de la firma nipona. Este automóvil ha sido desarrollado de forma íntegra por Suzuki, que firmó un acuerdo con Nissan, para que ésta lo comercializara con pequeñas variaciones bajo la denominación Pixo.

Las principales diferencias entre el Suzuki Alto y el Nissan Pixo se encuentran en los paragolpes. Además, cada uno de ellos tiene una gama de diez colores de los que uno es exclusivo de cada marca y tienen sus propias tapicerías.

El Suzuki Alto monta un motor de gasolina de tres cilindros y 68 caballos de potencia, que permite al coche tener un consumo medio de combustible de 4,6 litros por cada cien kilómetros recorridos y unas emisiones de 103 gramos de CO2 por kilómetro.

El nuevo modelo de la firma nipona ya está a la venta en el mercado español con precios que oscilan entre los 6.995 euros de la versión GA y los 7.995 euros del acabado GL.