Uno de cada cuatro coches vendidos en el primer trimestre no pagó impuesto de matriculación

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Uno de cada cuatro coches comercializados en el primer trimestre del año emitía menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro y, por consiguiente, estaba exento del impuesto de matriculación, según se desprende del estudio 'greencarmonitor' elaborado por la consultora especializada en automoción TNS Area.

En concreto, el 26% de los automóviles matriculados entre enero y marzo emitía menos de 120 gramos de CO2, lo que supone un avance de seis puntos porcentuales en comparación con idéntico período de 2008 y de catorce puntos respecto a 2007.

Esta evolución se explica por la mayor conciencia ecológica de los conductores y por las bonificaciones fiscales de que disfrutan este tipo de vehículos, cuyas ventas se redujeron un 17,8% en los tres primeros meses del año, en contraste con la caída del 43,1% que registró el conjunto del mercado.

De su lado, las ventas de coches que emiten entre 121 y 160 gramos de CO2, sujetos a un gravamen del 4,75%, bajaron un 43,3% hasta marzo, mientras que las de automóviles con emisiones de entre 161 y 200 gramos, que tributan al 9,75%, cayeron un 37,3%. Las matriculaciones de vehículos que emiten más de 200 gramos de CO2, para los que el impuesto se sitúa en el 14,75%, retrocedieron un 39,2%.

SEAT, LIDER DEL MERCADO 'ECOLOGICO'.

Seat se situó como líder del mercado de coches con emisiones de hasta 120 gramos de CO2 por kilómetro durante el primer trimestre, con 6.517 matriculaciones, seguida de Ford con 6.408 unidades, Renault con 6.144 unidades y Peugeot con 6.101 unidades. A continuación se sitúan Citroën (5.008), Volkswagen (2.825), Toyota (2.265), Opel (1.606), Fiat (1.425) y BMW (1.306).

Por modelos, el automóvil 'limpio' más vendido en el primer trimestre fue el Seat Ibiza con 1.610 unidades, seguido del Peugeot 207 con 1.145 unidades, el Renault Mégane con 1.121 unidades, el Ford Focus con 1.102 unidades y el Ford Fiesta con 1.067 unidades.

Las emisiones de CO2 de los coches matriculados en el primer trimestre se situaron en 147,7 gramos por kilómetro, por debajo de los 149,7 gramos contabilizados en el miso período de 2008, mientras que el tipo impositivo medio no llegó al 6%, frente al 7,2% registrado en los tres primeros meses del pasado año.