Volkswagen Navarra podría superar este año los niveles de producción de 2008 gracias al nuevo Polo

OLBIA (ITALIA), 22 (EUROPA PRESS)

La planta que posee el fabricante alemán de automóviles Volkswagen en Landaben (Navarra) podría superar en 2009 el volumen de producción alcanzado durante ejercicio pasado, que fue el mayor de los últimos ocho años, gracias a la llegada de la quinta generación del Polo, según informó el máximo responsable de Compras del grupo Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat, Francisco Javier García Sanz.

El también presidente de la patronal de fabricantes de automóviles española (Anfac) indicó, durante la presentación de la nueva generación del modelo Polo, que llegará al mercado nacional el próximo mes de septiembre y del que la firma tiene previsto fabricar unas 250.000 unidades anuales en la planta de Landaben, cifra que, según García Sanz, podría incrementarse gracias a las ayudas directas a la compra puestas en marcha en diferentes mercados europeos que podrían ocasionar un incremento de la demanda de este coche.

El directivo de Volkswagen explicó que la factoría navarra podría superar las más de 259.000 unidades de la anterior generación del Polo que produjo el año pasado y que supuso la cifra más alta de los últimos ocho años. García Sanz resaltó que la fábrica de Navarra tiene su futuro asegurado, puesto que, a pesar de que sólo produce un modelo, es la única que fabrica este vehículo para el mercado europeo.

El responsable de Compras de Volkswagen, a su vez, señaló que la corporación alemana construirá una versión especial de la quinta generación del Polo que se destinará a mercados emergentes y que se fabricará en Rusia, India y en China.

NUEVAS CARROCERIAS.

Por otro lado, el presidente del consejo de Seat aseguró que la planta de Landaben podría optar a la fabricación de otras carrocerías del nuevo Polo, como por ejemplo una descapotable, una familiar, así como una versión comercial, siempre en función de la evolución y de las necesidades del mercado.

"El mercado está cambiando mucho y se podría llegar a pensar en fabricar un familiar. No descarto que Landaben fabrique derivados del Polo", agregó.

Asimismo, explicó que la factoría navarra de Volkswagen podría acometer la fabricación de la versión del Polo con volante a la derecha, en el caso de que la demanda de este vehículo en los mercados que requieren esta versión superara las expectativas de la compañía. En la actualidad, el Polo con volante a la derecha se produce en Sudáfrica para todo el mundo.

Por otra parte, García Sanz señaló que la inversión media en el desarrollo de un nuevo vehículo ronda los 1.000 millones de euros, aunque en el caso de la quinta generación del Polo la cifra es inferior, porque se han aprovechado ciertas partes de la plataforma de la versión anterior. De esta inversión total, una tercera parte recae sobre la ingeniería (en la planta), así como otro tercio en los proveedores y el resto sobre la propia compañía.