Washington destinará 5.500 millones de dólares extra para GM y Chrysler

  • Washington, 21 abr (EFE).- El Gobierno estadounidense proporcionará 5.000 millones de dólares a General Motors (GM) y otros 500 millones a Chrysler para que puedan seguir operando durante las próximas semanas, según un informe federal dado a conocer hoy.

Washington destinará 5.500 millones de dólares extra para GM y Chrysler

Washington destinará 5.500 millones de dólares extra para GM y Chrysler

Washington, 21 abr (EFE).- El Gobierno estadounidense proporcionará 5.000 millones de dólares a General Motors (GM) y otros 500 millones a Chrysler para que puedan seguir operando durante las próximas semanas, según un informe federal dado a conocer hoy.

El informe, preparado por la oficina del Inspector General del Departamento del Tesoro, indica que los 5.000 millones de dólares destinados a GM permitirán que el fabricante siga funcionando hasta el 1 de junio, la fecha límite dada por Washington para que desarrolle un nuevo plan de reestructuración.

Chrysler tiene hasta el 1 de mayo para conseguirlo y los 500 millones le permitirán seguir en funcionamiento hasta entonces.

Estos detalles están contenidos en el informe sobre el programa de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, denominado Programa de Alivio de Activos Problemáticos (TARP, por su sigla en inglés), puesto en marcha a finales de 2008.

El periódico The Detroit News indicó que el informe, de 250 páginas, también revela que el Departamento del Tesoro ha gastado la casi totalidad de los 25.000 millones de dólares destinados al sector del automóvil.

Según el informe, de esa cifra, 13.400 millones de dólares han ido a parar a GM, 4.000 millones a Chrysler, casi 6.000 millones a GMAC (el brazo financiero de GM) y 1.500 millones a Chrysler Financial (el brazo financiero de Chrysler).

Además, el Departamento del Tesoro ha reservado 1.250 millones de dólares para el programa implementado por la administración del presidente Barack Obama para mantener las garantías de vehículos en caso de que GM o Chrysler se declaren en suspensión de pagos.