Nueva Rumasa tendrá opción de tanteo por la marca El Caserío si Kraft decide venderla

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El acuerdo entre Kraft Foods y Nueva Rumasa para la compraventa de la fábrica de quesos de Mahón (Menorca) y las marcas Tranchettes, Santé y Quesilete recoge una opción de tanteo a favor del grupo propiedad de la familia Ruiz Mateos por la marca El Caserío en caso de venta.

Nueva Rumasa volvió a anunciar hoy en la prensa nacional la emisión de pagarés corporativos con una rentabilidad del 8% anual y con el objetivo de adquirir empresas que representan "auténticas" oportunidades de negocio "en los momentos actuales".

Junto al anuncio, publicita el acuerdo alcanzado con la multinacional alimentaria Kraft Foods para la compra de su planta de Mahón y de tres marcas de queso, entre las que no está incluida El Caserío.

El grupo español, que adquirirá esta fábrica a través de su filial Carcesa (propietaria de las marcas Apis y Fruco), garantiza la permanencia de la plantilla, formada por 164 trabajadores, "a través de un ambicioso y realista plan de negocio basado en la potenciación de Tranchettes, líder absoluto de queso en lonchas en España, y de Santé, líder de queso bajo en calorías".

Además, anuncia el "desarrollo e impulso" de nuevas gamas de productos con otras marcas del grupo, como Clesa y Dhul. "Esta adquisición generará, sin duda alguna, multitud de sinergias con las empresas del grupo que cuentan con una de las mejores redes de distribución del país", subraya Nueva Rumasa.

Dentro del acuerdo, Kraft mantendrá la producción de El Caserío en la planta de Mahón hasta final de 2009, y suscribirá un contrato de co-manufactura de una parte del volumen durante tres años.

En el anuncio publicitario, el grupo de la familia Ruiz Mateos detalla que el contrato de co-manufactura se establecerá para los productos de la marca El Caserío y para otras referencias de Kraft Foods, al tiempo que informa de la opción de tanteo en caso de venta de la marca.