La Diputación de Pontevedra adjudica por unos 70.000 euros los trabajos de asistencia técnica de su red Wimax Rural

PONTEVEDRA, 9 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Pontevedra adjudicó los trabajos de asistencia técnica para desarrollar cuatro experiencias piloto en el marco del proyecto Wimax Rural de banda ancha, que contará con un presupuesto de unos 70.000 euros.

En un comunicado de prensa, el ente provincial explicó que esta iniciativa servirá para "paliar y eliminar la brecha digital" y, con ella, se pretende "garantizar" la implantación de la red inalámbrica en aquellos ayuntamientos más desfavorecidos de la provincia.

Asimismo, el presidente de la diputación, Rafael Louzán, hizo hincapié en que responde a la "necesidad" de dotarlos de un servicio "tan fundamental actualmente como el saneamiento o el abastecimiento de aguas y electricidad".

La implantación de la red Wimax de banda ancha en la provincia de Pontevedra arrancará oficialmente con la experiencia piloto que llevarán a cabo distintos usuarios --aproximadamente 25 por municipio-- de las localidades de Arbo, Agolada, Meis y Pazos de Borbén, elegidos por no tener internet "ni siquiera" en las casas consistoriales.

Los receptores del servicio serán dispuestos en emplazamientos orográficos complejos, en situaciones "muy estratégicas", para poder conocer el alcance de la red y sus posibilidades, prestaciones y calidad.

El servicio experimental será gratuito y, puesto que la ley prohíbe su prestación de modo gratuito, cuando se instale definitivamente la Diputación acordará con las distintas operadoras el sistema que permita dotar, a cambio de un "precio simbólico" por usuario, de conexiones de un mega de velocidad a todos los municipios.

Por último, la Diputación de Pontevedra reiteró que estos proyectos piloto tienen por objeto determinar la "mejor solución" para el desarrollo de la futura red inalámbrica en la provincia, con especial atención a los núcleos rurales que actualmente no disponen de acceso a la Red.